Los Beneficios de Seguir Completamente las Instrucciones

Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, ni estuvo en camino de pecadores, ni en silla de escarnecedores se ha sentado; sino que en la ley de Jehová está su delicia, y en su ley medita de día y de noche.  Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas, que da su fruto en su tiempo, y su hoja no cae; y todo lo que hace, prosperará.

Salmo 1:1-3

Debido a mi formación profesional en ingeniería química, comprendo muy bien que seguir un procedimiento al pie de la letra es la diferencia entre obtener o no el resultado esperado. El mismo principio es aplicable a cualquier otro campo del saber humano, como por ejemplo, la cocina. El plato que preparas no quedará igual si no ejecutas los pasos de la receta en orden correcto y si alteras las cantidades de los ingredientes.

La clave para prosperar en todo en nuestra vida radica en apegarnos total y completamente a la Palabra y la voluntad de Dios. El origen del fracaso proviene de nuestro empecinado afán por ejercer nuestra propia voluntad sin tomar en cuenta el sabio consejo y la dirección de nuestro Creador.

Cuando compramos un artefacto o mueble que debe ser ensamblado, la manera más eficiente de hacerlo es siguiendo las instrucciones que el fabricante ha incluido dentro del paquete. De la misma manera, la forma más eficiente de vivir en esta vida es seguir las instrucciones de nuestro “fabricante”, es decir Dios, nuestro creador. Y, para nuestro beneficio, las instrucciones han sido escritas y están disponibles para ser consultadas en cualquier momento.

Sea que necesitemos saber la manera que Dios diseñó para criar nuestros hijos, llevar nuestro matrimonio o administrar nuestras finanzas, todas esa instrucciones están contenidas en la Biblia. Y tal como un proceso industrial es exitoso cuando tantos los ingredientes o materiales, como los parámetros de presión, temperatura, humedad y tiempo se utilizan tal como fueron diseñados; la vida humana en la tierra es exitosa cuando seguimos completamente las instrucciones de nuestro divino diseñador.

De igual manera, una desviación en seguir un procedimiento puede producir muchos males, desde un accidente hasta estropear el producto final. En nuestra vida, una desviación de las instrucciones de Dios trae consecuencias muy dañinas para nosotros, de tal forma que, si no se corrigen, pueden traer como resultado que nuestro destino final no sea el mejor.

Sigamos las instrucciones de Dios para vivir el corto tiempo que disponemos en la tierra y para alcanzar vida eterna cuando partamos de este mundo. No sigamos nuestra propia opinión ni lo que alguien más nos diga. Consultemos nuestro manual, la Biblia, y sigamos al pie de la letra lo que nos dice, especialmente en lo referente a lo que debemos hacer para ser salvos. Dios te bendiga.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s