La Confianza en Dios

Guárdame, oh Dios, porque en ti he confiado.  Oh alma mía, dijiste a Jehová: Tú eres mi Señor; no hay para mí bien fuera de ti.

Salmos 16:1-2

Confiar en Dios es la mejor decisión que podríamos tomar en la vida porque Él siempre nos guardará de todo mal. Absolutamente, no hay nada bueno fuera de Dios, mas de Él todo lo que saldrá será bueno. Hagamos a Dios Señor nuestro y confiemos seguros de Su absoluta protección en todo momento en cada día de nuestra vida.

Existen personas cuya confianza está en los bienes que poseen. Estas personas se sienten poderosas porque sienten seguridad en una gran riqueza material. Lamentablemente, las posesiones cambian de mano continuamente y lo que hoy es tuyo, mañana podría no serlo. Así que poner nuestra confianza en el dinero o las cosas que compramos con él no es ninguna garantía.

Otras personas ponen su confianza en su intelecto, en las cosas que han aprendido y en ellas se sienten seguros. Yo fui uno de esos que ponían su confianza en su sabiduría humana y su propia inteligencia. A lo largo de mi vida me sentía fuerte por los dones con que Dios me había dotado. En cierto modo, esos dones eran mis ídolos. Hasta que un día todo empezó a derrumbarse y mis ídolos se hicieron pedazos.

En medio de una de mis mayores crisis existenciales fue que tuve un encuentro personal con el Señor Jesús y, a partir de ese momento decidí depositar mi confianza únicamente en Dios y no en nada ni nadie más. Me podrías preguntar si he tenido problemas después del día que conocí al Señor, pues la respuesta es sí. Por supuesto que he pasado por muchos momentos difíciles y, probablemente en este preciso instante pudiera estar en uno de ellos; pero ya sé cada cosa que me pase es una prueba que debo superar ya que Dios está conmigo a todo momento y mi bien no viene de nadie más fuera de Él.

Si hoy que escuchas o lees este mensaje sientes que tu vida se derrumba, que tus finanzas están en números rojos, que la soledad es tu única compañía y ya has perdido por completo la esperanza, te tengo una muy buena noticia. Hay alguien a quien sí le importas, hay alguien que te ama con amor eterno, hay alguien que te has estado esperando desde el primer momento que viste la luz de este momento. Ese alguien es Dios, quien quiere tener una hermosa relación contigo desde hoy. Una relación en la cual Él será tu amado Padre y tú serás Su hijo o hija.

No puedo engañarte diciéndote que todos tus problemas desaparecerán porque tú pongas a Dios en el primer lugar de tu vida. Mientras vivamos en este mundo, seguiremos expuestos a los vaivenes de la vida como todos los mortales. La gran diferencia entre quienes confían en Dios y aquellos que confían en cualquier otra fuente es que, no importa lo que pase contigo o con las cosas a tu alrededor, cuando tu confianza está puesta en tu Padre Celestial, la victoria está asegurada porque los planes de Dios son perfectos y siempre estarán destinados para hacer bien a aquellos que en Él confían. Dios te bendiga.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s