Cuando nos Hacen Tropezar

Dijo Jesús a sus discípulos: Imposible es que no vengan tropiezos; mas ¡ay de aquel por quien vienen! Mejor le fuera que se le atase al cuello una piedra de molino y se le arrojase al mar, que hacer tropezar a uno de estos pequeñitos.

Lucas 17:1-2

Jesús les aseguró a Sus discípulos que los tropiezos son inevitables. Mientras vivamos en este mundo, siempre existirá la posibilidad de fracasar, de equivocarse, de ser engañado, de ser estafado, de tomar decisiones erradas, de recibir una puñalada por la espalda, de ser traicionado por alguien en quien habíamos confiado, etc. Tendremos tropiezos y muchos de ellos vendrán de fuentes ajenas a nosotros mismos.

Pero Jesús hace una advertencia muy seria a quienes hacen tropezar a sus pequeñitos, a los hijos de Dios, es decir, a cada uno de nosotros, la respuesta de Dios a quienes nos hagan caer va a ser muy dura, Él promete justicia verdadera, Él nos dice que suya es la venganza. Por lo tanto, aunque en nuestro camino podríamos caer, nunca sintamos temor porque Dios estará con nosotros siempre, en las buenas y en las malas. No importa si recibimos golpes bajos, Dios estará con nosotros y ajustará cuentas con quien nos hizo caer. A nosotros no nos toca hacer justicia con nuestras propias manos.

Sé que a nadie le gusta tener piedras en su camino, más bien nos gustaría que cada uno de nuestros caminos sea como una autopista en lugar de una senda pedregosa. También sé lo mal que se siente cuando hemos hecho nuestro mayor esfuerzo para que las cosas salgan bien; pero alguien se atravesó en nuestra vía y nos hizo caer. La reacción natural sería la de querer arrancarle la cabeza a quienes nos hicieron el mal; pero eso no es lo que Dios espera que hagamos.

Si en este momento que lees o escuchas este mensaje te identificas con eso, permíteme decirte que muchas veces he sido traicionado, ultrajado, engañado y me han hecho caer en muchas trampas. Y te soy sincero, en este preciso momento también existen personas que tienen cuentas pendientes conmigo por ello; pero sabes una cosa, he decidido que no voy a tomar la justicia con mis propias manos sino que voy a creer lo que dice Lucas 17:1-2.

Hay personas que no conocen el carácter de Dios y lo visualizan como un ser de amor incapaz de ejecutar un castigo porque su misericordia lo lleva siempre a perdonarnos. Cierto que Dios es amor y siempre nos dará oportunidad de que nos arrepintamos de nuestros pecados por grandes que sean y su perdón está disponible. Pero no abusemos de Su amor y Su misericordia porque Él es un juez justo que no dejará sin castigo al culpable y Su poder es infinito. Ante el arrepentimiento, Dios responde con perdón; pero ante el desafío, su respuesta es el juicio. Así que quien hace tropezar a los hijos de Dios tendrá que enfrentarse a la ira del Padre, la cual será mucho más severa que cualquier cosa que podamos hacer nosotros mismo contra nuestros adversarios. Dios te bendiga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s