Jesús Vino a Rescatar a los Perdidos

Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido.

Lucas 19:10

Tremenda enseñanza nos muestra el Señor Jesús tras el arrepentimiento de Zaqueo. Jesús vino a buscar lo que se había perdido. Este mensaje es muy importante que se entienda porque es la esencia misma del evangelio. Quien es incapaz de comprender que está perdido, no podrá nunca darse por aludido ante este mensaje. Solo cuando nos damos cuenta de nuestra real miseria humana; de que estamos totalmente sucios, corrompidos y esclavizados por el pecado, es entonces cuando entendemos que necesitamos ser encontrados por quien vino a buscar a los perdidos.

El arrepentimiento es reconocer nuestras fallas y enmendar el rumbo. El Señor tiene Sus brazos bien abiertos para recibir a todo pecador arrepentido, no importa cuánto haya pecado ni cuan grande sea su delito, el perdón de Dios es suficiente para limpiar al mayor pecador. Así que, hoy es tu día de arrepentirte y recibir perdón, hoy es tu día de ser rescatado por el Cordero de Dios que quita los pecados del mundo.

Creo que yo ya había compartido antes que yo mismo, por muchos años, era de los que se creían buenos. Desde mi adolescencia siempre hubo alguien que se encargó de sembrar en mí la semilla de la Palabra de Dios; pero yo nunca hacía caso. La razón era que no me daba por aludido. Como me creía una buena persona, yo pensaba que ese mensaje no era para mí, sino para aquellos que habían cometido atrocidades, delitos o pecados muy grandes. Yo seguía mi camino con la convicción de que estaba en lo correcto. Ahora que conozco la Verdad, me doy cuenta de que la mayor parte de mi vida fui un necio que despreciaba al Hijo de Hombre, aquel que vino a buscar y salvar a los perdidos. Porque, sin lugar a duda, a pesar de mi terquedad, yo también era uno de esos perdidos que requería ser hallado por el Salvador.

Si te identificas con este mensaje, si hasta ahora has rechazado a Jesucristo, como yo lo hice por décadas, detente por un instante. Piensa que no es una mera coincidencia que estés leyendo o escuchando este mensaje justo ahora. Piensa que Dios quiere decirte algo. No es una crítica, no es un reproche, es más bien una llamada de quien busca tu bien, de quien quiere que no te pierdas para siempre sino que tengas vida eterna, como dice Juan 3:16: Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

Hoy es tu gran día, el día en que Dios quiere llegar en tu rescate. Reconoce que era imposible para ti salvarte por tus propios medios. Reconoces que vivías ciego o ciega y de que realmente estabas perdido o perdida. Y sobre todo, cree en el Hijo unigénito de Dios para que no te pierdas. Celebra hoy la victoria que Dios te da cuando te arrepientes y deja atrás tu pasado. Permite que haya hoy fiesta en los cielos porque tu nombre ha sido inscrito en el Libro de la Vida. Jesucristo está tocando la puerta de tu corazón, no lo pienses más, ábrele ya. Tú no sabes si habrá o no otra oportunidad después de hoy porque mañana podría ser tarde. El momento de salvarte es ahora. Dios te bendiga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s