Jesús, el Agua de Vida

Respondió Jesús y le dijo: Cualquiera que bebiere de esta agua, volverá a tener sed; mas el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna.

Juan 4:13-14

Hoy voy a compartir una visión que tuve hace algunos años. Vi que una gigantesca bola de fuego de color rojo-anaranjado se acercaba a gran velocidad desde el espacio exterior para chocar a la Tierra. La bola de fuego era un poco mayor que el tamaño de nuestro planeta. Era un cuerpo celeste muy diferente a los que he conocido por la astronomía, pues no tenía la apariencia de un cometa, ni parecía tampoco un asteroide debido a su gran tamaño.

Vi que la bola de fuego de la visión anterior no chocaba con la Tierra. Al acercarse a nuestro planeta, hubo una fuerza de repulsión entre ambas esferas, similar a la repulsión entre imanes colocados frente a frente en sus polos idénticos. La bola de fuego desvió su trayectoria de colisión en el último momento y se alejó de la Tierra. Así lo vi desde el espacio exterior. Sin embargo, también vi el efecto del paso de la bola de fuego desde la superficie terrestre. Primero vi en el cielo una ancha estela rojo-anaranjada que cubría, al menos, la tercera parte del horizonte. Las aguas de ríos, mares y lagos se levantaron como si una fuerza mayor que la fuerza de la gravedad terrestre las atrajera. No era evaporación porque vi corrientes de agua líquida ascender hacia el cielo y desaparecer tras la estela rojo-anaranjada. Al final, vi el vacío que habían dejado las aguas al salir de los lagos, los ríos y los mares.

El resultado de la visión anterior fue algo atroz. Los huecos dejados por las aguas fueron la tumba de toda la fauna acuática del planeta. La descomposición de los cadáveres de millones de animales marinos inundó la tierra de un olor nauseabundo. Vi como la tierra se quebraba por la falta de agua y las personas se arrastraban por el suelo muertas de sed. Las aves de los cielos caían fulminadas, los animales terrestres sufrían la misma suerte que los humanos y el calor era sofocante. Todo el ambiente en el planeta era de desolación y nadie parecía tener consuelo, tal pareciera como si una guerra nuclear hubiera acabado por completo con la civilización.

En medio del caos dejado por las visiones anteriores, vi algo muy hermoso. Primero vi como una nube, como una densa niebla, cubría toda la Tierra. Tras ser cubierta la Tierra por la nube, las temperaturas del planeta se tornaron agradables, ya no hacía tanto calor. En medio de la niebla, vi aparecer al Señor Jesús, caminando hacia las personas que se arrastraban por el suelo. Él venía lleno de gloria y poder y le hablaba a la multitud con palabras de aliento. Les decía que Él es la fuente de agua de vida, que Él es la resurrección y la vida y que, por lo tanto, Él era también capaz de dar vida a un planeta moribundo.

La gente se animaba ante Sus palabras y todas las naciones se postraban ante Él para adorarle. En esta situación, vi el cumplimiento de que toda rodilla se doblaría ante Él. Todas las naciones de la Tierra empezaron a entonar un cántico de alabanza al Cordero, proclamándole Rey. Aquí vi cumplirse la profecía de que toda lengua confesaría que Jesús es el Señor. Fue entonces cuando levanté mis ojos al cielo y vi a millones de ángeles descender con un enorme recipiente blanco lleno de agua pura, la cual derramaron sobre los huecos vacíos dejados por el agua que se fue. El agua pura de vida llenó cada río, cada lago y cada mar y, a su contacto, renacía la vida en la Tierra. Vi surgir una nueva y más hermosa vegetación, nuevos animales en las aguas, nuevas aves en los cielos y nuevos animales terrestres. La vida había regresado al planeta a través de quien es el camino, y la verdad, y la vida: Jesucristo. Dios te bendiga.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s