La Biblia Viene de Dios

Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.

2 Timoteo 3:16-17

Existen personas que consideran que la Biblia es un libro más escrito por el hombre. También existen personas que practican ciertos ritos religiosos en los cuales se utiliza la Biblia; pero la ponen en el mismo nivel que otros libros tradicionales de su credo. A decir verdad, la Biblia no necesita ser defendida porque su veracidad y exactitud son tan claras y evidentes que, por sí misma se establece como la única verdad sobre la divinidad.

Y aunque hay quienes dicen que la Biblia es un libro muy difícil de entender, en realidad no es así. Tal como dice 2 Timoteo 3:16-17, toda Escritura ha sido inspirada por Dios, es decir, no viene de hombres. Además, si la Biblia es útil para enseñar, su estructura debe ser lo suficientemente entendible para que la persona más sencilla pueda recibir enseñanza de ella.

Tengo una amiga que se ufana de estar leyendo la Escritura desde su niñez. Sin embargo, muy frecuentemente me sale con ciertas preguntas en las cuales me dice que la lógica no le da una explicación razonable sobre ciertos pasajes bíblicos. Yo trato de decirle que la lógica no es aplicable a la Palabra de Dios; pero ella me contesta siempre lo mismo sobre su gran coeficiente intelectual, el cual usará para continuar descubriendo lo que está oculto en esos pasajes oscuros que todavía no entiende.

Me parece que Dios es lo suficientemente justo como para haber diseñado la Escritura de tal manera que no solo la entendieran los intelectuales sino cualquier ser humano con un corazón dispuesto. Y esto que digo no es un invento mío, ya que la propia Palabra de Dios lo dice en 1 Corintios 1:27: sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte. Por lo tanto, quien solo utiliza su intelecto para tratar de entender la Biblia terminará quedando en vergüenza.

Yo podría pasarme horas enumerando la gran cantidad de profecías bíblicas que se han cumplido y con ello demostrar la certeza de la Escritura. El solo hecho de la existencia de la nación de Israel y su permanencia a lo largo de la historia, confirman que realmente la Biblia es Palabra inspirada por Dios. Hay muchas cosas que fueron escritas en la Biblia con tanta precisión siglos antes de que acontecieran, que no nos deja lugar a dudas de que una mente maestra con conocimiento de todos los tiempos guió las manos que la escribieron.

Para que podamos ser enseñados, redargüidos, corregidos e instruidos en justicia por la Escritura, necesitamos la fe y no la inteligencia humana. Una vez aportamos nuestra fe, el Espíritu Santo nos guiará paso a paso para que podamos comprender los misterios de Dios. No perdamos el tiempo con razonamientos intelectuales, leamos la Biblia cada día guiado por Su autor y estaremos preparados para llevar a cabo la obra que nuestro Padre Celestial nos encomienda. Dios te bendiga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s