El Poder de la Palabra de Dios

Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.

Hebreos 4:12

No existe nada más poderoso que la Palabra de Dios. Todo lo que existe ha sido creado por la Palabra pronunciada por Dios. Cuando Él dijo que se hiciera la luz, que se separaran las aguas de las aguas, que hubiera mares y continentes, que la tierra produjera plantas, que exista separación entre la noche y el día, que existieran los animales y los seres humanos, todo por completo fue hecho conforme a las palabras pronunciadas por Dios.

Nuestro Señor Jesucristo utilizó el poder de la Palabra de Dios para dar vista a los ciegos, multiplicar los alimentos, expulsar demonios, resistir las tentaciones del diablo y resucitar muertos. No existe absolutamente nada que la poderosa Palabra de Dios usada por los creyentes no pueda lograr, tal como dice el apóstol Pablo en 1 Corintios 1:18: Porque la palabra de la cruz es locura a los que se pierden; pero a los que se salvan, esto es, a nosotros, es poder de Dios.

La Palabra de Dios es viva porque su vigencia es eterna. Contrario a lo que ha quedado escrito en libros concebidos por el hombre, los escritos bíblicos tienen la virtud de ofrecer al lector un mensaje fresco cada vez que se lea. Tal como las diferentes capas de la cebolla, cada verso de la Escritura nos va revelando la Verdad de Dios por cada lectura. La eficacia de la Palabra de Dios es real. Podemos encontrar enseñanza, consuelo, promesas, paz, descanso y gozo en la Biblia.

Cuando Pablo describe la armadura de Dios, compara a la Palabra con una espada: y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios (Efesios 6:17). La espada es un arma blanca de dos filos que consiste básicamente en una hoja recta cortante y punzante. Basada en esta comparación, la Palabra de Dios es punzante para penetrar a las fibras más profundas del ser humanos. Al ser contante, la Palabra de Dios es capaz de separar las emociones propias del alma humana hasta penetrar en nuestro espíritu.

Es imposible de engañar a Dios, ya que Él conoce las verdaderas intenciones del corazón humano. Su Palabra es el medio que Dios utiliza para traer a la luz las cosas que se pretenden mantener ocultas. La misma Escritura nos muestra como los profetas usaron la Palabra revelada por Dios para hacer palpable las intenciones verdaderas de las personas. El Espíritu Santo, mediante sus diferentes dones, nos recuerda lo que debemos decir ante cualquier situación que se nos presente a fin de traer a la luz lo que estaba oculto.

Usemos el poder que nos da la Palabra de Dios. La oración más eficaz es aquella que hacemos utilizando la Escritura como base. De la misma manera, la misma Escritura la podemos utilizar para dar alabanza a nuestro Rey y Señor. La poderosa Palabra de Dios es el arma principal para sanar enfermos, echar fuera demonios y traer el mensaje de salvación a los perdidos. Como dice una canción de Juan Luis Guerra, usa bien tu espada, soldado de Cristo. Dios te bendiga.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s