Todo Tiene su Tiempo

Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora. Tiempo de nacer, y tiempo de morir; tiempo de plantar, y tiempo de arrancar lo plantado; tiempo de matar, y tiempo de curar; tiempo de destruir, y tiempo de edificar; tiempo de llorar, y tiempo de reír; tiempo de endechar, y tiempo de bailar; tiempo de esparcir piedras, y tiempo de juntar piedras; tiempo de abrazar, y tiempo de abstenerse de abrazar; tiempo de buscar, y tiempo de perder; tiempo de guardar, y tiempo de desechar; tiempo de romper, y tiempo de coser; tiempo de callar, y tiempo de hablar; tiempo de amar, y tiempo de aborrecer; tiempo de guerra, y tiempo de paz.

Eclesiastés 3:1-8

La lectura de los primeros 8 versículos del capítulo 3 del libro de Eclesiastés es una gran lección para todos aquellos que quieren que las cosas sucedan inmediatamente sin tener que esperar. De acuerdo a esta lectura bíblica, hay un tiempo para cada actividad en la vida de todo ser humano. Habrá tiempo para situaciones que nos darán alegría y otros tiempos en los cuales incluso sufriremos.

El panameño Rubén Blades, famoso cantante de salsa lanzó en 1999 un álbum titulado Tiempos el cual contenía una canción homónima. El coro de esta canción dice: Hay un tiempo pa´ reír, y otro tiempo pa´ llorar. Un tiempo para partir, y otro para regresar.
Hay un tiempo pa´ vivir, y otro para terminar, hay un tiempo pa´ morir y otro para comenzar
. Hay un tiempo pa´ sufrir y hay un tiempo para amar. Un tiempo para sentir y otro para perdonar. No sé si Rubén tomó en cuenta Eclesiastés 3:1-8 cuando compuso esta canción; pero ciertamente que en el fondo es el mismo mensaje.

Existe un tiempo destinado para cada cosa que sucede en la tierra y en el resto del universo. La rotación de nuestro planeta se completa en alrededor de 24 horas. Así vemos que hay un tiempo para amanecer, un tiempo para que el Sol esté sobre nuestras cabezas, un tiempo para que caiga el Sol y un tiempo para que la Luna sustituya al sol en el firmamento. De igual manera, nuestro satélite gira alrededor de la Tierra en unos 28 días. Durante este tiempo, la Luna pasa por diferentes fases. Así, hay un tiempo de Luna llena y hay un tiempo de Luna nueva. Finalmente, la Tierra tarda 12 meses en completar una vuelta alrededor del Sol. Y en su traslación alrededor de nuestra estrella, en el planeta se presenta un tiempo en que crecen las flores, un tiempo en que hace calor, un tiempo en que caen las hojas de los árboles y un tiempo en que hace frío.

El conjunto de todo lo creado por Dios cumple con una armonía perfecta. Y cada cosa va a ocurrir en el tiempo justo, tal como nuestro divino diseñador lo estableció. Al cumplirse el tiempo de gestación, nace todo ser humano. Cuando se cumple nuestro tiempo en este mundo, nos tocará partir. El día que nacemos no siempre se puede establecer por anticipado, pero de todos modos, en su momento será conocido. Sin embargo, el día y la hora de nuestra partida no es posible determinarlo, solo Dios lo conoce. Sin embargo, fuera del tiempo en términos terrenales a que se refiere Eclesiastés 3:1-8 hay un tiempo infinito donde todos iremos a parar y solo hay dos destinos a los cuales ir. Uno de esos destinos es de salvación y el otro de perdición. El tiempo de elegir la salvación es hoy porque nunca sabemos cuánto tiempo nos queda en este mundo. Dios te bendiga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s