Todo le Pertenece a Dios

¡Oh profundidad de las riquezas de la sabiduría y de la ciencia de Dios! ¡Cuán insondables son sus juicios, e inescrutables sus caminos! Porque ¿quién entendió la mente del Señor? ¿O quién fue su consejero? ¿O quién le dio a él primero, para que le fuese recompensado? Porque de él, y por él, y para él, son todas las cosas. A él sea la gloria por los siglos. Amén.

Romanos 11:33-36

La sabiduría de Dios no tiene paralelo en términos humanos. Ni la suma de los cerebros de todos los grandes sabios que han existido podría acercarse remotamente a la sabiduría de Dios. Todos los grandes científicos de todas las épocas juntos jamás igualarán la ciencia procedente de nuestro Creador. Todavía nos falta muchísimo por aprender de Él. Son muchos los misterios divinos que iremos descubriendo cuando estemos por toda la eternidad junto a nuestro Padre Celestial.

Con toda Su ciencia y Su sabiduría, Dios creó los cielos y la Tierra. Todo lo que existe, todo lo que conocemos viene de Él. El universo y todo su contenido existen gracias a Él. Por lo tanto, la creación completa es propiedad de Su Creador, quien ha hecho todo para Él. Eso es algo que debe de ser entendido claramente porque cuando lo miramos en el entorno humano, seguramente estaríamos de acuerdo que quien hace las cosas debe de ser el dueño de eso que ha hecho.

Muchas personas tienen una imagen bastante distorsionada acerca de Dios. Y no estoy hablando de aquellos quienes niegan Su existencia, sino de una porción de quienes asisten a alguna iglesia y dicen creer en Él. Para este tipo de personas, Dios está para asistirlos en los momentos de crisis; pero no tiene cabida en los momentos en que la suerte les sonríe. Es común para estas personas el orar cuando hay enfermedad o escasez de recursos materiales; pero una vez alcanzan lo que buscaban, siguen su camino y se olvidan de Dios hasta la próxima crisis.

Hay otro tipo de personas quienes piensan que todas las cosas materiales son pertenencia suya y que Dios no tiene nada que ver con eso. Para quienes así piensan, Dios es un ser espiritual quien está totalmente ajeno a lo físico, a lo tangible. Entonces, estas personas creen que solo los seres humanos estamos llamados a ser dueños absolutos de las riquezas y que relacionar a Dios con tales cosas es totalmente inadmisible porque los espíritus no necesitan oro ni plata.

Lo que ambos tipos de personas no toman en cuenta es que Dios ha sido el autor de todo lo que existe. Por lo tanto, Él tiene todos los derechos de autor sobre la creación. No existe nada, ni visible ni invisible sobre la cual no tenga Dios la propiedad exclusiva ya que solo Él y nadie más fue la mente maestra, el diseñador y el constructor de todo sin excepción.

¿Cuál es nuestro papel en la propiedad de las cosas que existen? Dios como dueño único de todo nos emplea como sus mayordomos. A algunos les confiará más y a otros menos conformes a nuestras capacidades administrativas. Y a cada uno nos pedirá cuenta algún día sobre cómo manejamos lo que puso en nuestras manos. Dios te bendiga.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s