La Semilla Junto al Camino

Y mientras sembraba, parte de la semilla cayó junto al camino; y vinieron las aves y la comieron.

Mateo 13:4

En los evangelios de Mateo, Marcos y Lucas, Jesús enseña la conocida parábola del sembrador cuya semilla caía en diferentes lugares: junto al camino, en un pedregal, entre espinos y en buena tierra. Vamos a hablar un poco de esa semilla que cayó sobre el camino, como dicen Mateo 13:4, Marcos 4:4 y Lucas 8:5. El propio Jesús les explicó a sus discípulos el significado de esta parábola, el cual se encuentra en los mismos evangelios mencionados anteriormente.

Personalmente, me gusta esta explicación sobre la semilla caída junto al camino: El camino de tierra endurecida en que cayeron algunas semillas representa el corazón de los hombres que escuchan el mensaje de Dios, pero luego viene el diablo y se lleva el mensaje para que la gente no crea ni se salve [Lucas 8:12 (BAD)].

Quizás tú mismo, amigo o amiga que escuchas o lees este mensaje, has sido por muchos años como esa semilla que cayó junto al camino, la cual fue comida por las aves antes de que germinara y produjera fruto. Te confieso que yo fui uno de esos durante la mayor parte de mi vida. Muchas personas, en varias ciudades y países sembraron en mí la semilla de la Palabra de Dios, mientras yo era sólo un camino de tierra endurecida incapaz de recibir esa buena semilla salvadora.

Me resistí durante años a recibir las buenas nuevas de salvación tomando como excusas tradiciones religiosas, perspicacias científicas, vergüenza, falta de tiempo, etc. La verdad que no reconocía que esa ave que se comía la semilla que intentaban sembrar en mi corazón tenía nombre: Satanás, diablo, demonio o como prefieras llamarlo. Si a mí me robó la semilla por muchos años, es posible que lo esté también haciendo contigo en este momento.

Ahora te quiero decir las buenas noticias: no sientas temor ante el nombre de ese enemigo a quien acabas de identificar como el ladrón de tu semilla. Es posible que pienses: Vaya enemigo que tengo. No temas, te presento lo que dice la Escritura al respecto: En esto conoced el Espíritu de Dios: Todo espíritu que confiesa que Jesucristo ha venido en carne, es de Dios; y todo espíritu que no confiesa que Jesucristo ha venido en carne, no es de Dios; y este es el espíritu del anticristo, el cual vosotros habéis oído que viene, y que ahora ya está en el mundo. Hijitos, vosotros sois de Dios, y los habéis vencido; porque mayor es el que está en vosotros, que el que está en el mundo (1 Juan 4:2-4).

El deseo de Dios es que nadie se pierda sino que cada ser humano alcance la salvación de su alma. Hoy Él está tocando a la puerta de tu corazón. No importa que por años haya huido a este llamado porque el enemigo te robara la Palabra. Este día lo ha hecho Dios para que rompas tus cadenas. Escucha y acepta la Palabra y dejarás de ser como la semilla que cayó junto al camino. Dios te bendiga.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s