Estar de Acuerdo en la Oración

Otra vez os digo, que si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la tierra acerca de cualquiera cosa que pidieren, les será hecho por mi Padre que está en los cielos.

Mateo 18:19

Cuando dos personas están de acuerdo en algo el resultado será siempre provechoso para ambos. Estar de acuerdo significa tener objetivos comunes, metas que ambos persiguen y que lucharán por alcanzarlas. Estar de acuerdo es remar el bote en la misma dirección. De la misma manera que las personas se ponen de acuerdo en asuntos cotidianos, en lo espiritual, cuando dos personas oran con el mismo propósito, la respuesta de parte de Dios se hará manifiesta porque así está escrito en la Biblia.

La unidad básica de la sociedad es la familia, la cual comienza con el matrimonio entre un hombre y una mujer. El matrimonio se lleva a cabo porque primero ese hombre y esa mujer se pusieron de acuerdo en unir sus vidas. Aunque hay muchas manifestaciones que llevan a la destrucción familiar, la raíz de todas ellas siempre será el desacuerdo entre la pareja. Escrito está en Marcos 3:25: Y si una casa está dividida contra sí misma, tal casa no puede permanecer.

Jesús enfatizó mucho en la unidad en su oración que hizo en Getsemaní justo antes de ser apresado. En Juan 17:20-22, el Señor oró de esta manera: Mas no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos, para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste. La gloria que me diste, yo les he dado, para que sean uno, así como nosotros somos uno.

Pablo enfatizó también en la unidad de la iglesia en 1 Corintios 12:12: Porque así como el cuerpo es uno, y tiene muchos miembros, pero todos los miembros del cuerpo, siendo muchos, son un solo cuerpo, así también Cristo. Ser uno es lo mismo que estar de acuerdo, es coincidir y tener una unificación de criterios. En la oración, la unidad en la petición es fundamental, especialmente cuando se intercede por algo o por alguien. Si cada quien pide por peticiones diferentes sin ponerse de acuerdo con la petición de su hermano o hermana en la fe, es probable que tal oración no reciba la respuesta que se esperaba.

Al orar, es también importante alinear nuestras peticiones conforme a los planes y propósitos de Dios. La mejor manera de hacerlo es orar guiados por el Espíritu, como dice Romanos 8:26: Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles. La oración guiada por el Espíritu de Dios siempre será respondida porque oramos lo que va conforme a Su voluntad.

Si sabemos que la voluntad de Dios es que nadie perezca sino que cada ser humano alcance la salvación, hoy te voy a pedir a ti que escuchas o lees este mensaje que nos pongamos de acuerdo en orar por la salvación de nuestros seres queridos que todavía permanecen en la oscuridad y no han tenido un encuentro personal con nuestro Señor Jesucristo. No me queda duda que si lo hacemos así, la oración será respondida por el Padre. Dios te bendiga.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s