Perseverando Ante los Obstáculos

Así que, hermanos míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano.

1 Corintios 15:58

Lo que el apóstol Pablo escribió en 1 Corintios 15:58 es un claro mensaje de motivación. Mucha gente nunca alcanza las metas que se ha propuesto por carecer de motivación. Algunos dicen que sus líderes no los motivan. Otros, a pesar de tener excelentes líderes, prefieren no escucharlos y seguir haciendo lo que les parece aunque no le funcione para obtener resultados. Pero el fondo de la desmotivación es la carencia de un motivo para seguir hacia adelante hasta alcanzar la meta.

En la historia de la humanidad hay muchos ejemplos de personas que han triunfado gracias a su perseverancia. Abraham Lincoln, considerado el mejor presidente de los Estados Unidos fracasó como soldado, empresario y político antes de ganar finalmente la presidencia. Thomas Edison hizo más de mil intentos fallidos antes de inventar la bombilla eléctrica.

El coronel Harland Sanders, fundador de Kentucky Fried Chicken, la cadena de restaurante de pollos fritos más grande del mundo, quebró a los 65 años. A esa edad recorrió todo Estados Unidos, visitando más de 2000 restaurantes que rechazaron su receta de pollos fritos hasta que finalmente logró consolidar una de las franquicias más exitosas a nivel mundial.

La perseverancia es una virtud necesaria en el mundo espiritual de la misma manera que lo es en lo natural. En la parábola del sembrador se ve que la perseverancia es lo que permite que se den frutos. En Lucas 8:15 leemos: Mas la que cayó en buena tierra, éstos son los que con corazón bueno y recto retienen la palabra oída, y dan fruto con perseverancia. Quien carece de perseverancia nunca producirá fruto.

El Señor Jesús dijo en Mateo 24:13: Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo. En los postreros tiempos muchos tirarán la toalla de la fe ante las pruebas. Solo los que sean perseverantes permanecerán, darán frutos y serán salvos. En el mensaje a las siete iglesias del libro de Apocalipsis, los perseverantes son identificados como vencedores y a todos ellos se le dan hermosas promesas, entre ellas: comerán del árbol de la vida (Apocalipsis 2:7); no sufrirán daño de la segunda muerte (Apocalipsis 2:11); tendrán un nombre nuevo (Apocalipsis 2:17); autoridad sobre las naciones (Apocalipsis 2:26); sus nombre no serán borrados del libro de la vida (Apocalipsis 3:5); serán columnas en el templo de Dios (Apocalipsis 3:12) y se sentarán con el Señor en Su trono (Apocalipsis 3:21)

En nuestro caminar cristiano, lo mismo que en la vida, vamos a tener muchos obstáculos, muchas pruebas. Pero permanecer constantes y firmes en la fe trae recompensas eternas. Por lo tanto, no perdamos el enfoque en el Señor y seamos perseverantes. Después de todo no hay un mejor jefe que Él. Que la perseverancia sea nuestra mejor ética de trabajo en la expansión del Reino de Dios. Dios ha prometido mantener en paz a los que perseveran y creen en Él: Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado (Isaías 26:3). Dios te bendiga.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s