¿Cómo Obtenemos Vida Eterna?

Y este es el testimonio: que Dios nos ha dado vida eterna; y esta vida está en su Hijo. El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida. Estas cosas os he escrito a vosotros que creéis en el nombre del Hijo de Dios, para que sepáis que tenéis vida eterna, y para que creáis en el nombre del Hijo de Dios.

1 Juan 5:11-13

La vida que pasamos en la Tierra es muy corta. La mayoría de la gente vive algunas décadas y solo unos pocos alcanzan el siglo de vida. Para algunos, esta es la única vida que existe y cuando morimos todo se acabó. Sin embargo, la Biblia deja establecido muy claramente que la mayor parte del tiempo lo pasaremos luego de nuestra desaparición física de este mundo. Y de nuevo se puede decir que las cosas que no se ven son más grandes que las que se ven.

Y como ciertamente hay algo más fuera de la vida física sobre la Tierra, debemos procurar que ese algo, en el cual pasaremos la mayor parte del tiempo sea lo mejor que nos pueda pasar. Tú puedes creer o no en lo que te digo, pero no creerlo no te exonera de las consecuencias de una decisión equivocada que tomes en esta vida. Sí, al morir nuestra alma continúa existiendo para vida o para tormento. Esta no es mi opinión ni mi punto de vista, es la verdad que Dios, nuestro Supremo Creador estableció.

Ahora, voy a suponer que has tomado en cuenta que sí existe algo después de la vida en la tierra. También voy a asumir que te interesa la mejor opción. A esa opción es que la Biblia llama vida eterna. Entonces puedes estar haciéndote la pregunta que da título al mensaje de hoy: ¿cómo obtenemos vida eterna? La respuesta la da muy claramente 1 Juan 5:11-13: El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida.

Si tener al Hijo de Dios te da la vida eterna, ¿qué esperas para lograr eso? La esencia misma del evangelio la establece Juan 3:16: Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Ha sido el amor de Dios por ti lo que ha hecho posible que puedas tener vida eterna. Y no es algo que puedas ganarlo con tus obras, sino que es un hermoso regalo de amor, costoso para Dios; pero gratuito para ti.

Cuando recibimos un regalo de parte de alguien, lo único que hacemos es extender nuestras manos para tomar el regalo. El regalo de vida eterna que Dios quiere darte lo puedes recibir hoy con solo creer en Su Hijo amado Jesucristo. Cree en Él y recíbelo en tu corazón y sabrás con certeza que tienes vida eterna. No hay otra opción que te garantice que al partir de este mundo vas a disfrutar de la presencia de Dios por toda la eternidad.

Si es la primera vez que escuchas un mensaje como éste podrías pensar que eso es demasiado bueno para ser verdad. Te entiendo, algunas veces la humanidad se encarga de complicar las cosas más de la cuenta. Las religiones han inventado mecanismos muy complejos para “ganarse” el cielo; pero ninguno de ellos te garantiza nada. No se trata de seguir tradiciones religiosas ni cumplir con una serie de reglas, la vida eterna se adquiere solamente tomando en vida la decisión de aceptar a Jesucristo. No dejes para mañana escoger tu destino eterno. Dios te bendiga.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s