Todo lo Podemos Hacer en Cristo

Quien ha creído en Jesucristo debe tener a Filipenses 4:13 como su estandarte: Todo lo puedo en Cristo que me fortalece. Decir todo lo puedo significa que no habrá nada imposible. Es confiar a plenitud que cada obstáculo será superado sin importar cuan grande parezca. La segunda parte de Filipenses 4:13 nos habla muy claramente que la fuerza para poderlo todo no viene de nosotros sino de Cristo. Quien escribió la carta a los Filipenses fue el apóstol Pablo. Es decir, que el autor de esta carta creía que todo lo podía en Cristo quien le daba fuerza. Veamos qué tan difícil fue para Pablo ejercer su ministerio.

2 Corintios 11:24-28 dice: De los judíos cinco veces he recibido cuarenta azotes menos uno. Tres veces he sido azotado con varas; una vez apedreado; tres veces he padecido naufragio; una noche y un día he estado como náufrago en alta mar; en caminos muchas veces; en peligros de ríos, peligros de ladrones, peligros de los de mi nación, peligros de los gentiles, peligros en la ciudad, peligros en el desierto, peligros en el mar, peligros entre falsos hermanos; en trabajo y fatiga, en muchos desvelos, en hambre y sed, en muchos ayunos, en frío y en desnudez; y además de otras cosas, lo que sobre mí se agolpa cada día, la preocupación por todas las iglesias.

Pablo, el mismo que escribió Filipenses 4:13, padeció numerosas pruebas, entre ellas: azotes, apedreamiento, naufragios, cárcel, persecución, murmuraciones, robos, etc. Y a pesar de sus múltiples tribulaciones, Pablo sabía que podía superarlas todas porque contaba con la fuerza que le daba Jesucristo. Y a pesar de sus padecimientos, Pablo hizo varios viajes misioneros en los cuales fundó numerosas iglesias, escribió gran parte de los libros del Nuevo Testamento y fue quien llevó el evangelio a los gentiles.

¿Pudo hacer Pablo todo eso en sus propias fuerzas? Realmente no era posible tomando en cuenta la mucha oposición que sufrió. Sin embargo, Pablo pudo hacer todo eso basado en lo que él mismo dijo en Filipenses 4:13: Todo lo puedo en Cristo que me fortalece. Y a pesar de que sus fuerzas flaquearan por el maltrato al que fue sometido, Pablo fue capaz de levantarse después de ser apedreado, soportar la mordida de una víbora venenosa o romper las cadenas de su prisión entonando alabanzas.

Cada ser humano va a padecer sufrimientos a su paso por este mundo. Nadie está exento de problemas. Si eres pobre, a lo mejor pienses que los ricos y famosos no tienen ningún problema porque lo tienen todo. Te aseguro que no es así y, si no me crees, revisa las noticias para que veas los muchos ricos y famosos que se suicidan, caen en depresión, se vuelven adictos o terminan divorciados.

Hoy tú que me escuchas o lees este mensaje podrías estar pasando por momentos difíciles. Quizás perdiste tu empleo o tu casa. A lo mejor tiene un hijo enfermo o tú mismo lo estás. Estás sin pareja o al borde de quedarte solo. Te digo que no luches solo con tus fuerzas, recuerda lo que dice Filipenses 4:13. Dios te bendiga.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s