El Mundo no es Mayor que Dios

Hijitos, vosotros sois de Dios, y los habéis vencido; porque mayor es el que está en vosotros, que el que está en el mundo.

1 Juan 4:4

La Biblia establece claramente el plan que Dios ha establecido para la humanidad. Tanto en el Antiguo Testamento como en el Nuevo, Dios describe las reglas del juego para todas las actividades humanas. Hoy día, el mundo se ha encargado de redefinir esas reglas echando por el suelo la Palabra de Dios. Presidentes, congresistas y jueces se sienten con suficiente poder y autoridad para imponer leyes que violan claramente la Ley de Dios. ¿Qué seguirá a continuación? ¿Acaso perseguirán a quienes decidan obedecer primero a Dios que al hombre? Si eso llega a suceder, no temamos porque escrito está que Dios es mayor que el mundo.

La moda actual en el mundo es la redefinición del matrimonio que Dios estableció claramente en Génesis 2:24: Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne. Está muy claro en la Biblia que matrimonio significa únicamente la unión entre un hombre y una mujer, no entre dos individuos del mismo sexo como se ha legislado en muchos países del mundo con el fin de darle un carácter legal a un enlace que Dios no legaliza.

La Palabra de Dios no es algo que esté sujeto a la moda. Nadie puede decir que la Biblia está obsoleta o que requiere actualización como cualquier programa de computadora. Escrito está en Levítico 18:22: No te echarás con varón como con mujer; es abominación. Y otra vez en Levítico 20:13 dice: Si alguno se ayuntare con varón como con mujer, abominación hicieron; ambos han de ser muertos; sobre ellos será su sangre.

Sodoma y Gomorra no fueron destruidas porque sus habitantes eran apostadores o traficantes de drogas. En el capítulo 19 del libro de Génesis está bien clara la historia. Y Judas 1:7 lo reafirma: como Sodoma y Gomorra y las ciudades vecinas, las cuales de la misma manera que aquéllos, habiendo fornicado e ido en pos de vicios contra naturaleza, fueron puestas por ejemplo, sufriendo el castigo del fuego eterno.

No se trata de un asunto de meras libertades civiles, como tratan de pintar los defensores de la moda del siglo XXI. Prestemos atención a lo que expresa la Palabra de Dios al respecto. Romanos 1:26-27 dice: Por esto Dios los entregó a pasiones vergonzosas; pues aun sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza, y de igual modo también los hombres, dejando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la retribución debida a su extravío.

No importa lo que digan las leyes de los hombres, no importa lo que digan los jueces, ni los presidentes, ni los congresistas, lo que importa es lo que dice Dios en cada uno de los temas que atañe a la humanidad que Él creó. La creación no puede estar por encima del Creador. Dios es mucho mayor que todos los poderes del mundo juntos. Si dices que crees en Dios, cree que todo lo que dice Su Palabra es verdad y sigue Sus instrucciones no las presentadas por un mundo corrompido por el pecado. Dios te bendiga.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s