El Mensaje a la Iglesia de Filadelfia

Escribe al ángel de la iglesia en Filadelfia: Esto dice el Santo, el Verdadero, el que tiene la llave de David, el que abre y ninguno cierra, y cierra y ninguno abre: Yo conozco tus obras; he aquí, he puesto delante de ti una puerta abierta, la cual nadie puede cerrar;  porque aunque tienes poca fuerza, has guardado mi palabra, y no has negado mi nombre. He aquí, yo entrego de la sinagoga de Satanás a los que se dicen ser judíos y no lo son, sino que mienten; he aquí, yo haré que vengan y se postren a tus pies, y reconozcan que yo te he amado. Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra. He aquí, yo vengo pronto; retén lo que tienes, para que ninguno tome tu corona. Al que venciere, yo lo haré columna en el templo de mi Dios, y nunca más saldrá de allí; y escribiré sobre él el nombre de mi Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén, la cual desciende del cielo, de mi Dios, y mi nombre nuevo. El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.

Apocalipsis 3:7-13

El mensaje a la Iglesia de Filadelfia es el sexto de los siete mensajes a las iglesias que están en Asia los cuales presentan los capítulos 2 y 3 del libro de Apocalipsis. Existe una notable diferencia entre este mensaje y los otros seis. A la iglesia de Filadelfia, el Señor no le señala aspectos negativos como a las demás. En la promesa a esta iglesia se menciona la ciudad de Dios, la Nueva Jerusalén que desciende del cielo.

Voy a compartir una visión que el Señor me mostró hace varios años. Vi al sol saliendo detrás de una montaña. Luego yo caminé hasta alcanzar la cumbre de la montaña. Yo estaba en la cima de la montaña y vi del otro lado de ella un hermoso valle y, en medio de éste, había una ciudad preciosa, la más bella de todas las ciudades que jamás haya visto en mi vida. Los edificios parecían estar hechos de oro porque brillaban con la misma intensidad del sol.

Comprendí que lo que había visto salir detrás de la montaña en la primera visión no había sido el sol sino el resplandor de la ciudad. Yo continuaba en la cima de la montaña contemplando la hermosa ciudad, pero sin atreverme a bajar porque no me consideraba digno de entrar en ella. De pronto vi salir de la ciudad, hacia la dirección donde me encontraba, varios carros dorados tirados por caballos del mismo color. También vi ángeles con vestiduras blancas quienes volaban hacia mí adelantándose a los carros dorados.

Los ángeles me estaban invitando a entrar a la ciudad y me dijeron que los carros que se acercaban, tirados por caballos dorados, me llevarían hacia allá. Yo entraba a la ciudad en uno de los carros dorados, mientras dos ángeles volaban, uno a cada lado del carro, como si me escoltaran. De pronto escuché un nombre, no sé si se refería a esta ciudad o a algo relacionado con ella: FILADELFIA. Al momento de recibirla, no entendí el significado de la visión. Tuve que recurrir al libro de Apocalipsis para comprenderla.

Aunque yo recibí esta visión hace ya varios años, solo en este tiempo, el Señor me ha dado luz verde para que la comparta con los demás. Creo que la clave de todo está en Apocalipsis 3:10: Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra. Se acercan tiempos difíciles para la iglesia comprometida.  Debemos de estar alertas porque nuestro Señor ha de venir en cualquier momento, pero antes todos pasaremos por pruebas, incluyendo la iglesia, velemos pues. Dios te bendiga.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s