El Amor de Dios

Amados, amémonos unos a otros; porque el amor es de Dios. Todo aquel que ama, es nacido de Dios, y conoce a Dios.

1 Juan 4:7

La palabra amor está en boca de todo el mundo. Pero la mayoría de las personas ignoran el verdadero significado del amor. Por eso hoy día llaman hacer el amor a tener sexo con cualquiera independientemente de que haya o no amor de verdad. También es común escuchar a alguien llamar a otra persona “mi amor” algunas veces sin ni siquiera conocerle bien. Para poder entender lo que realmente es el amor, hay que conocer primero a Dios porque de Él procede el amor.

La mejor forma de conocer sobre el amor de Dios es leer la Escritura. El versículo mejor conocido de la Biblia, Juan 3:16 nos dice lo siguiente: Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda,  mas tenga vida eterna. La capacidad de amar de Dios no tiene límites. Entregar a Su propio Hijo para que pagara por la culpa de toda la humanidad es la mayor muestra de Su amor.

Dios ha entregado Su amor sin que nosotros lo mereciéramos. Romanos 5:8 dice: Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros. Quien peca está ofendiendo a Dios y no existe un solo ser humano que pueda decir que no haya pecado. Por lo tanto, la muerte de Jesucristo fue para sustituir a cada hombre y mujer que ha nacido en la Tierra. Nadie puede sentirse inocente de la sangre de Cristo, la cual fue derramada para pagar el precio de nuestra salvación.

Y mediante Jesucristo, Dios nos da la oportunidad de formar parte de Su familia. 1 Juan 3:1 dice: Mirad cuál amor nos ha dado el Padre, para que seamos llamados hijos de Dios; por esto el mundo no nos conoce, porque no le conoció a él. Y Juan 1:12 dice: Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios. La grandeza del amor de Dios se manifiesta al adoptarnos como Sus hijos solo por creer y recibir a Su Hijo.

Y ya como Sus hijos, Dios nos imparte Su amor a cada uno de nosotros y lo derrama en nuestros corazones. Romanos 5:5 dice: y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado. El Espíritu de Dios mora en cada uno de Sus hijos. Eso nos da la capacidad de amar en la misma manera que Dios ama, sin condición, en entrega total.

1 Juan 4:8 dice: El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor. Si somos hijos de Dios, debemos de conocer a nuestro Padre. Eso nos debe hacer capaces de amar de la misma manera que Él nos enseña a amar. Sigamos Su ejemplo y amemos como Él nos ama. Si quieres saber cómo es el tipo de amor que Dios espera, sigue las instrucciones de 1 Corintios 13:4-7: El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. Dios te bendiga.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s