Creer en Jesús para Tener Vida Eterna

De cierto,  de cierto os digo: El que cree en mí, tiene vida eterna.

Juan 6:47

A pesar de que hoy día existen personas quienes creen que al morir todo se acaba, lo cierto es que Dios ha establecido todo lo contrario. Al morir pueden pasar dos cosas: vida eterna o muerte eterna. Por supuesto, quienes no creen en que existe algo más allá de la vida terrenal, probablemente no alcanzarán la vida eterna. La razón la explica claramente Juan 6:47: hay que creer en Jesucristo para tener vida eterna.

Lo que dice Juan 6:47 es una reafirmación de lo que expresa el versículo mejor conocido de la Biblia, Juan 3:16: Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. La vida eterna es la meta, creer en Jesús es la única vía posible para alcanzar esa meta. No hay otra ruta alterna hacia la vida eterna fuera de creer en el unigénito de Dios.

La modernidad ha tratado de presentar a Jesucristo como un personaje fuera de moda. Países que otrora se consideraban cristianos, hoy imponen leyes que coartan expresar el nombre de Jesús, supuestamente defendiendo los derechos de los no creyentes. Sin  embargo, con esas leyes violan los mismos derechos que tienen los creyentes y, muchas veces, nadie dice nada. La imagen de Dios que tiene el mundo hoy no es la verdad de la Biblia. Invocando la coexistencia de credos, se ha pretendido invocar a un Dios en el cual Jesucristo queda excluido.

Estamos viviendo en un tiempo en el cual se fomenta el libre pensamiento. En estos tiempos, la verdad aceptada depende del eje de referencia. Cada quien defiende su punto de vista como verdadero. Ciertamente vivimos lo que está escrito en Isaías 5:20-23: ¡Ay de los que a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo; que hacen de la luz tinieblas, y de las tinieblas luz; que ponen lo amargo por dulce, y lo dulce por amargo! ¡Ay de los sabios en sus propios ojos, y de los que son prudentes delante de sí mismos! ¡Ay de los que son valientes para beber vino, y hombres fuertes para mezclar bebida; los que justifican al impío mediante cohecho, y al justo quitan su derecho!

El mismo profeta continúa diciendo a continuación las consecuencias de ese tipo de conducta. Dice Isaías 5:24: Por tanto, como la lengua del fuego consume el rastrojo, y la llama devora la paja, así será su raíz como podredumbre, y su flor se desvanecerá como polvo; porque desecharon la ley de Jehová de los ejércitos, y abominaron la palabra del Santo de Israel. Pretender cambiar las reglas y las leyes para satisfacer las preferencias vigentes en el mundo ni modifica la Palabra de Dios ni nos exonera de la culpa.

El propio Señor lo dice en Marcos 13:31: El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán. Por lo tanto, no importa lo que diga el mundo, no importa cuáles sean tus propias creencias, solo creer en Jesucristo te garantiza la vida eterna porque así lo establece la Escritura. ¿Hasta cuándo vas a arriesgar tu salvación por creer en cuentos de camino? Ten presente que lo que está en juego es tu destino eterno. No permitas que pase un día más sin depositar tu confianza en Jesucristo. Tú no sabes cuánto tiempo más te queda en este mundo y es aquí donde debes tomar esa decisión. Dios te bendiga.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s