Definición Bíblica del Pecado

Todo aquel que comete pecado, infringe también la ley; pues el pecado es infracción de la ley.

1Juan 3:4

En la época en la cual vivimos es muy común que cada quien tenga una definición personal para cada cosa. Así todo se ha tornado relativo al sistema individual de creencias. El pecado no es una excepción y cada quien se siente con derecho a establecer su propio criterio sobre lo que es pecado o no. Pero el relativismo no es lo correcto. La verdad no puede ser relativa a nuestras creencias y convicciones. Para encontrar la verdad hay que ir al manual por excelencia, la Biblia. Y allí, en 1 Juan 3:4, se define al pecado como la infracción a la Ley de Dios.

El pastor mexicano de origen holandés Gerald Nyenhuis (1928- ) dijo: “El pecado no es pecaminoso meramente porque lo prohíbe Dios, sino que todo lo que Él prohíbe es pecado.” Por otro lado, el pastor norteamericano Adrian Rogers (1931-2005) dijo: “En realidad usted no rompe los Diez Mandamientos, los Diez Mandamientos lo rompen a usted, cuando transgrede los Diez Mandamientos usted se convierte en pecador. El pecado hace de usted un fuera de ley.”

Si la infracción a la Ley de Dios es pecado, creo conveniente que repasemos cada uno de los Diez Mandamientos para que tengamos muy claro su contenido tal como les fueron dados a Moisés. El primer mandamiento lo encontramos en Éxodo 20:3: No tendrás dioses ajenos delante de mí. En Éxodo 20:4-6 está el segundo: No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. No te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen, y hago misericordia a millares, a los que me aman y guardan mis mandamientos.

El tercer mandamiento está en Éxodo 20:7: No tomarás el nombre de Jehová tu Dios en vano; porque no dará por inocente Jehová al que tomare su nombre en vano. Y el cuarto en Éxodo 20:8-11: Acuérdate del día de reposo para santificarlo. Seis días trabajarás, y harás toda tu obra; mas el séptimo día es reposo para Jehová tu Dios; no hagas en él obra alguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni tu extranjero que está dentro de tus puertas. Porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día; por tanto, Jehová bendijo el día de reposo y lo santificó.

El quinto mandamiento está en Éxodo 20:12: Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se alarguen en la tierra que Jehová tu Dios te da. El sexto: No matarás (Éxodo 20:13). Séptimo: No cometerás adulterio (Éxodo 20:14). Octavo: No hurtarás (Éxodo 20:15). Noveno: No hablarás contra tu prójimo falso testimonio (Éxodo 20:16). Décimo: No codiciarás la casa de tu prójimo,  no codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su siervo, ni su criada, ni su buey, ni su asno,  ni cosa alguna de tu prójimo (Éxodo 20:17).

Cada uno de los Diez Mandamientos está al mismo nivel y violarlos es pecado. Dios te bendiga.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s