¿Por Qué Hay Sufrimiento en el Mundo?

Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron.

Romanos 5:12

Existe mucha desigualdad en el mundo. Mientras unos pocos poseen grandes riquezas, una buena parte de la humanidad carece hasta de sus necesidades básicas. Hay mucha gente padeciendo por enfermedades incurables. Otros sufren las atrocidades de las guerras. Los fenómenos naturales como huracanes, terremotos o tornados parecen golpear con mayor fuerza a los más pobres. Hay personas quienes ante tales situaciones preguntan ¿por qué hay sufrimiento en el mundo?  ¿Por qué Dios permite tales injusticias? En verdad, Dios no es culpable de que ocurran esas cosas, pues todo pasa a causa del pecado.

El plan original de Dios cuando creó al ser humano era de tener una relación muy estrecha con nosotros. En el libro de Génesis podemos ver que Adán y Eva fueron colocados en un lugar encantador, el Edén. Ambos disfrutaban de buen clima, podían alimentarse sin hacer esfuerzo y todos los animales eran inofensivos. En el Edén, nuestros primeros padres nunca padecieron de enfermedad ni tuvieron problemas de deuda o carecieron de alguna necesidad básica. Tampoco sufrieron por guerras o fenómenos naturales.

Esa felicidad extrema que disfrutaban se rompió por causa de desobedecer el mandato que Dios les había dado. Ese mandato lo reseña Génesis 2:16-17: Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer; mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás. La fruta prohibida ha sido representada tradicionalmente por una manzana; pero la Biblia simplemente le llama el árbol de la ciencia del bien y del mal. En el capítulo 3 del libro de Génesis se narra la forma en que el hombre y la mujer cayeron ante la tentación del diablo encarnado en la serpiente.

La desobediencia de ambos trajo como resultado todas las desgracias que padecemos. Génesis 3:16-19 dice: A la mujer dijo: Multiplicaré en gran manera los dolores en tus preñeces; con dolor darás a luz los hijos; y tu deseo será para tu marido, y él se enseñoreará de ti. Y al hombre dijo: Por cuanto obedeciste a la voz de tu mujer, y comiste del árbol de que te mandé diciendo: No comerás de él; maldita será la tierra por tu causa; con dolor comerás de ella todos los días de tu vida. Espinos y cardos te producirá, y comerás plantas del campo. Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres, y al polvo volverás.

Desobedecer un mandato de Dios constituyó el primer pecado cometido por la humanidad. Y por causa del pecado, llego el dolor, la enfermedad, la discriminación por género, el machismo, las sequías, las inundaciones, las tormentas, los terremotos, el trabajo y la muerte. En pocas palabras, el pecado trajo maldición sobre la humanidad y sobre el planeta en el cual vivimos. Ese no era el plan de Dios; pero como Él es Santo, no puede ser compatible con el pecado. Por lo tanto, Él cortó Su relación con la humanidad pecadora.

Quejarnos ante Dios por las carencias, desigualdades y desgracias no es válido. Él no es responsable de todo eso, los culpables somos todos nosotros ya que ha sido el pecado humano el causante de la maldición que pende sobre nosotros. Y mientras nosotros nos quejamos ante Dios porque sufrimos lo que merecemos, Él diseñó un plan B para rescatarnos. Así que lo que debemos hacer es arrepentirnos de nuestros pecados y volvernos a Él. Dios te bendiga.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s