Solo Jesús Puede Perdonar Pecados

Pues para que sepáis que el Hijo del Hombre tiene potestad en la tierra para perdonar pecados  (dice entonces al paralítico): Levántate, toma tu cama, y vete a tu casa.

Mateo 9:6

Cuando apelamos a nuestra conciencia y comparamos nuestra conducta con la Ley de Dios, la conclusión lógica es que somos pecadores. A sabiendas que la paga del pecado es muerte, lo cual significa pasar la eternidad en el infierno, resulta sensato que busquemos alguna manera de recibir perdón por nuestros pecados. ¿Quién tiene potestad en la Tierra para perdonar pecados? Los escribas y fariseos tenían claro que ningún hombre está autorizado para perdonar pecado, sino solo Dios, por eso ellos murmuraban que Jesús blasfemaba al perdonar pecados. Mateo 9:6 afirma el poder de Jesús para perdonar pecados.

Ciertamente, como los escribas y fariseos pensaban, ningún hombre o mujer sobre la Tierra tiene el poder de perdonar los pecados. Vamos a tratar de explicar esto con un ejemplo de la vida terrenal. Supongamos que le debemos cierta cantidad de dinero a una persona. Hemos hecho promesa de pago para determinado período de tiempo. Al cumplirse el plazo establecido le fallamos a la persona, quien nos da una segunda oportunidad a cambio de pagar un mayor interés por el préstamo.

Al cumplirse el nuevo plazo que nos dio nuestro acreedor, volvemos a fallarle y ni pagamos el monto prestado ni los intereses. Si el vecino de nuestro acreedor nos expide un documento diciendo que nuestra deuda está perdonada, tal documento no tiene ninguna validez porque la deuda no ha sido con él. Solamente la persona que nos prestó el dinero, a quien le hemos fallado ya en dos ocasiones tiene el poder para decidir si perdona o no nuestra deuda. Nadie más lo puede hacer.

Cuando pecamos, nos metemos en deuda con Dios y nuestra obligación es de pagar nuestra deuda. Solamente Dios tiene la facultad de perdonar nuestra deuda, es decir, perdonar nuestro pecado porque es a Él a quien hemos ofendido. Lo que dice Mateo 9:6 de que Jesús, el Hijo del Hombre tiene potestad para perdonar pecados es porque esos pecados han sido cometidos contra Él, quien también es Dios. Por lo tanto, Mateo 9:6 es una prueba bíblica de la divinidad de Jesús.

Mucha gente se resiste a considerar al Hijo como Dios. Vemos lo que dice Juan 20:27-29 al respecto: Luego dijo a Tomás: Pon aquí tu dedo, y mira mis manos; y acerca tu mano, y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente. Entonces Tomás respondió y le dijo: ¡Señor mío, y Dios mío! Jesús le dijo: Porque me has visto, Tomás, creíste; bienaventurados los que no vieron, y creyeron.

En ningún momento Jesús corrigió a Tomás cuando le dijo ¡Señor mío, y Dios mío! Eso quiere decir que Él aceptó que el discípulo le llamara Dios. La única razón por la cual Jesús aceptó ser llamado Dios por Tomás es porque Él es Dios. Y así mismo le llama Isaías 9:6 cuando dice: Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz.

Solo Jesús puede perdonar pecados porque todos hemos pecado contra Él, quien es nuestro Señor, nuestro Dios Fuerte, nuestro Admirable Consejero, nuestro Padre Eterno, el gran Príncipe de Paz, a quien sea la honra, la gloria y la alabanza por los siglos de los siglos; quien fue, quien es y quien vendrá a reinar por siempre. Dios te bendiga.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s