Los que Viven según la Carne

Porque los que son de la carne piensan en las cosas de la carne; pero los que son del Espíritu, en las cosas del Espíritu. Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz. Por cuanto los designios de la carne son enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden; y los que viven según la carne no pueden agradar a Dios.

Romanos 8:5-8

La Escritura es bastante clara en cuanto a la gran diferencia entre vivir según la carne y vivir de acuerdo al Espíritu. Pensar en las cosas de la carne es ser de la carne, mientras que pensar en las cosas del Espíritu es ser del Espíritu. Pablo establece muy acertadamente que ocuparse de la carne es muerte, pero que ocuparse del Espíritu es vida y paz. Vivir según la carne es estar opuesto a Dios, quien es Espíritu. Es imposible ser carnal y resultarle agradable a Dios. Por lo tanto, hay que abandonar toda práctica afín a la carne y abrazar la vida del Espíritu.

El apóstol Pablo en su carta a los Gálatas 5:19-21 enumera las obras de la carne. Pronto voy a abundar más sobre estos versículos en una próxima reflexión. Por ahora, reflexionemos sobre lo que nos dice Romanos 8:5-8. Lo primero que leemos es que quienes son de la carne piensan en las cosas de la carne. En mi país natal existe un refrán que dice que cada ladrón juzga por su condición. Por lo tanto, quien es carnal no va a pensar en algo distinto a su naturaleza carnal.

Hace algún tiempo fui con una pareja a una reunión de negocios. La reunión se llevaría cabo en la oficina de alguien a quien yo conocía, lo mismo que a su esposa. Había varias personas más en la reunión, incluyendo una mujer, a quien yo no conocía, la cual se comportaba muy cariñosa con el dueño de la oficina y su esposa. Mis acompañantes se sintieron incómodos en la reunión y, al salir me dijeron que ese señor era un bígamo y que probablemente su esposa era bisexual. Entonces me manifestaron que no iban a hacer negocios con tales personas.

A mí me chocó la impresión que le dieron a la pareja que me acompañaba. Por un buen tiempo me alejé de ese hombre de negocios y continué adelante con mi relación comercial con la pareja. Lamentablemente yo había caído sin darme cuenta en una trampa del enemigo llevada a cabo usando a un par de mentes carnales. Estas dos personas, especialmente el hombre, resultaron ser un par de farsantes y estafadores, quienes no solo me hicieron perder miles de dólares sino que fueron piedra de tropiezo con personas íntegras.

¿Cuál era la realidad de este hombre de negocio, su esposa y esa otra mujer? La otra mujer recibió una gran ayuda de este hombre y su esposa hace muchos años. Ella se ha sentido agradecida toda la vida y es capaz de hacer cualquier cosa por quienes la han ayudado tanto. Los tres son personas de gran valor moral y el cariño que se expresan es producto de un amor genuino y desinteresado movido por el Espíritu. Por sus mentes jamás ha pasado nada deshonesto. Pero no sucedió así con las mentes carnales de la otra pareja.

Vivir según la carne, pensar en las cosas de la carne lo único que produce es muerte. Porque practicar tales cosas nos lleva irremediablemente hacia el pecado y la paga del pecado es la muerte conforme a la Escritura. Quien vive pensando en las cosas de la carne no puede agradar a Dios, como finaliza diciendo Romanos 8:5-8. Si queremos agradar a Dios, debemos enfocarnos en las cosas del Espíritu. Al ocuparnos de la cosas del Espíritu tendremos vida y paz. Tendremos la vida eterna y la paz que sobrepasa todo entendimiento. Dios te bendiga.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s