Daremos Cuenta por Todo

Mas yo os digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio. Porque por tus palabras serás justificado, y por tus palabras serás condenado.

Mateo 12:36-37

Existen personas que hablan y actúan de tal manera como si estuvieran por encima de todas las cosas. Tales personas son capaces incluso de desafiar la autoridad de Dios y Su Palabra pretendiendo imponer su propio criterio. Mateo 12:36-37 nos dice que daremos cuenta por todo lo que decimos. Según la Escritura, seremos justificados o condenados de acuerdo a nuestras palabras. No cabe duda de que en nuestra lengua está también el poder de la vida eterna o la muerte perpetua.

Es muy probable que mucha gente esté familiarizada con un mensaje sobre personajes famosos blasfemando que tuvieron un destino trágico. Uno de ellos fue John Lennon, famoso miembro del grupo musical británico The Beatles. Durante una entrevista con la periodista Maureen Cleave del Evening Standard, comentó: “El cristianismo se irá. Se desvanecerá y reducirá su tamaño (…) Somos más populares que Jesús ahora —no sé qué se irá primero, si el Rock and Roll o el cristianismo.” El cristianismo continúa, el grupo the Beatles desapareció en 1969 y Lennon fue asesinado por Mark David Chapman el 8 de diciembre de 1980.

No voy a presentar aquí las otras historias porque, salvo la de Lennon, no tengo evidencias de su certeza. Sin embargo, hay otra historia que sí está confirmada. El 2 de junio de 2010, el fallecido presidente de Venezuela Hugo Chávez maldijo a Israel por el ataque contra la flotilla de la libertad que transportaba ayuda humanitaria a la franja de Gaza. Chávez dijo lo siguiente: “Aprovecho para condenar de nuevo desde el fondo de mi alma y de mis vísceras al Estado de Israel. ¡Maldito seas, Estado de Israel! ¡Maldito seas!” el 8 de junio de 2011, el propio Chávez anunció que tenía cáncer en la región pélvica de su cuerpo.

Sé que habrá personas que me puedan tildar de fanático religioso porque he presentado estas dos historias. Algunos podrán decir que cómo es posible que Dios sea tan vengativo. Otros dirán que son puras coincidencias porque Dios es amor y Su misericordia y Su perdón le impedirían hacer tales cosas. Dios es como es y no como nosotros pensemos que sea. Y está escrito en Mateo 24:35: El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán. La Palabra de Dios se cumple completa desde Génesis hasta Apocalipsis.

Por lo tanto, no estaríamos juzgando a priori si los ejemplos que hemos presentado hoy son incluidos como prueba del cumplimiento de Mateo 12:36-37. Recuerdo a quien me escucha o me lee que yo no escribí la Biblia. Pero en Génesis 12:3 ella dice: Bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré; y serán benditas en ti todas las familias de la tierra. Así que, las palabras de maldición de Chávez hacia Israel fueron un búmeran que regresó hacia él.

Y como daremos cuenta de toda palabra ociosa pronunciada por nosotros en el día del juicio, debemos de pensar muy bien antes de abrir nuestra boca. Esas palabras ociosas nos pueden condenar al tormento eterno. Pero el Señor también dijo: Porque por tus palabras serás justificado. Así pues, pronunciemos las palabras que nos justificarán ante Dios, lo primero es expresar arrepentimiento por nuestros pecados y luego confesar con nuestra boca que Jesús es el Señor. Aceptemos el regalo de salvación que nos da vida eterna. Dios te bendiga.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s