Hay que Creer en Jesús

El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios.

Juan 3:18

Creer en Jesús es la única garantía que tenemos de que no seremos condenados en el Día del Juicio. La Ley de Dios nos demuestra claramente que todos hemos pecado y somos culpables ante Él. La paga del pecado es muerte y nuestro destino final sería el infierno a menos que creamos en el unigénito Hijo de Dios. Por lo tanto, hay que creer en Jesús y depositar toda nuestra fe y confianza en Él. Al creer en Él, le damos autorización para conducir nuestras vidas hacia el Padre.

Son tantos los beneficios de creer en Jesucristo que la mejor manera de saberlos es ver lo que la propia Escritura dice al respecto. Juan 12:46 dice: Yo, la luz, he venido al mundo, para que todo aquel que cree en mí no permanezca en tinieblas. Al creer en Jesús, abandonamos las tinieblas del pecado para vivir bajo Su luz admirable. Hasta que no creemos en Él, permanecemos aferrados a las tradiciones, atados a las creencias maliciosas que el mundo pregona y sumergidos en nuestras propias convicciones.

Creer en Jesús nos faculta a hacer las obras que Él hizo, tal como lo expresa Juan 14:12: De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores hará, porque yo voy al Padre. El Señor habló de las señales que seguirán a los que creen, las cuales incluyen echar fuera demonios, sanar enfermos, hablar nuevas lenguas y tener protección contra el daño. Durante Su ministerio en la Tierra, el Señor hizo muchos milagros y prometió que quienes creen en Él también los harán

El Señor prometió que quienes creen en Él no tendrán sed, como dice Juan 6:35: Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás. También que les brotarían ríos de agua viva, tal como dice Juan 7:38: El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva. Y en 1 Juan 5:10 dice lo siguiente: El que cree en el Hijo de Dios, tiene el testimonio en sí mismo; el que no cree a Dios, le ha hecho mentiroso, porque no ha creído en el testimonio que Dios ha dado acerca de su Hijo.

Creer en Jesús es no morir eternamente, es vivir aún estando muerto y resucitar en el día postrero. Tal como dice la Escritura: Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá. Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente. ¿Crees esto? (Juan 11:25-26). Y también en Juan 6:40: Y esta es la voluntad del que me ha enviado: Que todo aquel que ve al Hijo, y cree en él, tenga vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero.

Creer en Jesús da salvación para nosotros y los nuestros, como dice Hechos 16:31: Ellos dijeron: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa. Y con la salvación tenemos vida eterna, como dice Juan 3:16: Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda,  mas tenga vida eterna. Y somos hechos hijos de Dios, conforme a Juan 1:12: Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios.

Y cuando creemos en Jesús, nacemos de nuevo, del propio Dios, como dice 1 Juan 5:1: Todo aquel que cree que Jesús es el Cristo, es nacido de Dios; y todo aquel que ama al que engendró, ama también al que ha sido engendrado por él. Dios te bendiga.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s