Dios Quiere la Salvación de Todos

Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador, el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad.

1 Timoteo 2:3-4

Dios no creó al hombre para perdición sino para que éste tuviera una estrecha relación con Él. El plan de Dios no contempla que vivamos separados de Él sino que permanezcamos eternamente junto a Él. El pecado de nuestros primeros padres rompió la armonía en la relación entre Dios y la humanidad. Pero desde ese mismo instante, Dios puso en marcha el nuevo plan para rescatar a la gloria de Su creación de las garras de la perdición y llevarla a la luz admirable de la verdad y la salvación.

Si las personas se pierden de alcanzar la vida eterna, no es culpa de Dios. El predicador británico Thomas Scott (1747-1821) dijo: “Nuestro Dios está más presto a perdonar de lo que nosotros estamos a buscar humildemente Su misericordia.” La Biblia es muy clara respecto a la disponibilidad de Dios de perdonarnos y adoptarnos como Sus hijos. Somos nosotros mismos quienes continuamos poniendo una barrera, muchas veces por aferrarnos a nuestras propias convicciones o a las tradiciones ancestrales.

Pero ocurre también que muchas personas se pierden de la salvación por falta de información. En muchos países del mundo viven millones de personas quienes nunca han escuchado hablar de Jesucristo y lo que Él hizo a favor de la salvación de toda la humanidad. Sucede que la gran mayoría de quienes ya son salvos se quedan en su zona de comodidad y no comparten el evangelio. Charles Spurgeon decía: “Si alguna vez el hombre llega a adquirir amor a los pecadores y a su bendito maestro, el salvar a las almas será para él una pasión totalmente absorbente.”

Para Dios, salvar las almas de los perdidos es Su pasión absorbente. Y para todo creyente comprometido, como dijo Spurgeon, esa debe ser también la pasión absorbente. Sé que para algunos puedo parecer cansón y repetitivo. Podrían decir que mis mensajes algunas veces les aburren. O que esperan de mí que les traigan temas que los hicieran más felices. Si yo hablara para complacer a la gente, estaría fallando en dos puntos importantes. Primero, no estaría alineado con el plan de Dios y segundo le estaría haciendo un gran daño a todos.

Repito el título de este mensaje: Dios quiere la salvación de todos, de lo cual Pablo le dijo a Timoteo: el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad. Y muchos se preguntarán ¿cuál es la verdad? La respuesta la da Juan 14:6: Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí. Jesucristo es la verdad; pero también es el camino, el único camino que nos conduce al Padre y nos lleva a alcanzar la vida eterna y ser salvos.

La gente dice que todos los caminos conducen a Roma y yo no pongo en duda que así sea. Pero para llegar hasta Dios solo hay un camino que se llama Jesucristo. En Juan 8:32 leemos: y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres. Ya por Juan 14:6 supimos que Jesús es la verdad, por lo tanto, debemos conocerle a Él para ser libres. Para conocer a alguien, es necesario establecer una relación íntima con esa persona.

Hoy es el día que hizo el Señor para que tú que me escuchas o lees establezca una relación íntima con Jesucristo, la verdad que te hace libre, el camino que te lleva al Padre, el que te dio vida eterna al morir en tu lugar en la cruz. El ardiente anhelo del corazón de Dios es que seas salvo y conozcas la verdad, arrepiéntete y conviértete a Él. Dios te bendiga.

Amen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s