Retrato del Verdadero Siervo de Jesucristo

Porque según pienso, Dios nos ha exhibido a nosotros los apóstoles como postreros, como a sentenciados a muerte; pues hemos llegado a ser espectáculo al mundo, a los ángeles y a los hombres. Nosotros somos insensatos por amor de Cristo, mas vosotros prudentes en Cristo; nosotros débiles, mas vosotros fuertes; vosotros honorables, mas nosotros despreciados. Hasta esta hora padecemos hambre, tenemos sed, estamos desnudos, somos abofeteados, y no tenemos morada fija. Nos fatigamos trabajando con nuestras propias manos; nos maldicen, y bendecimos; padecemos persecución, y la soportamos. Nos difaman, y rogamos; hemos venido a ser hasta ahora como la escoria del mundo, el desecho de todos.

1 Corintios 4:9-13

El texto de 1 Corintios 4:9-13 describiendo a un verdadero siervo de Jesucristo podría parecer hoy día igual a una película de ciencia ficción para muchos. La imagen que mucha gente tiene de un servidor de Cristo dicta mucho de ser un sentenciado a muerte, débil, despreciado, padeciendo hambre y sed, desnudo, abofeteado, sin morada fija, fatigado trabajando con sus propias manos, maldecido, padeciendo persecución y soportando todo eso. Y es que muchos que hoy dicen servir al Señor exhiben todo lo contrario a lo que Pablo señala en 1 Corintios 4:9-13.

Desde la pomposidad de las grandes basílicas y catedrales católicas hasta el enorme derroche de lujo de las megas iglesias protestantes, parecen dejar en ridículo al apóstol Pablo. La finura de las vestiduras de los papas, cardenales y obispos o los elegantes trajes de diseñador de los modernos “apóstoles” evangélicos hacen ver que estos “siervos” de Jesucristo no andan ni desnudos ni padeciendo hambre o sed, sino todo lo contrario.

¿Habrán siervos del Señor hoy día tal como los describe Pablo? Definitivamente que sí, aunque lo más probable no sean ni famosos ni populares. He conocido algunos muy de cerca. Es poco probable que los encontremos en las iglesias grandes, más bien están en las calles llevando la Palabra de Dios a los marginados. También son frecuentes en los países donde más se persiguen a los cristianos, como las naciones islámicas de África y Medio Oriente, India, Pakistán o China. Los puedes encontrar entre las tribus de la Selva del Amazonas o en los barrios marginados de las grandes ciudades del mundo.

La constante de cada siervo genuino es que va a enseñar las verdades bíblicas tal como son, sin acomodar el evangelio al gusto de la gente. El verdadero siervo de Jesucristo llamará al pecado por su nombre, predicará el arrepentimiento y será un abanderado de la santidad. El siervo de Dios está comprometido con la verdad y no va a prometer a la audiencia que sus problemas serán resueltos al convertirse a Cristo.

Este siervo va a poner la otra mejilla y lavará los pies de sus discípulos, en lugar de usarlos como escuderos o guardaespaldas. Y como el verdadero siervo no manipula a la congregación con los diezmos y ofrendas, seguramente se ganará el pan por otro lado mientras predica la Palabra.

Y si su dedicación a la expansión del Reino no le permite trabajar secularmente, es probable que con frecuencia se vea padeciendo hambre, sed, desnudez y hasta carencia de un techo. Sus pares que andan en una línea evangelística distorsionada les cerrarán las puertas de sus iglesias por temor a ser descubiertos. También los maldecirán y perseguirán.

La diferencia entre el falso siervo y el verdadero siervo la vemos en 2 Timoteo 3:12-13: Y también todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús padecerán persecución; mas los malos hombres y los engañadores irán de mal en peor, engañando y siendo engañados. Dios te bendiga.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s