Puestos los Ojos en Jesús

Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante, puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios.

Hebreos 12:1-2

Todas las cosas que nos proponemos en la vida serían imposibles de conseguir si nos desenfocamos. Mantener el enfoque es vital para terminar una carrera universitaria, tener éxito en los negocios o triunfar en cualquier disciplina deportiva. En la vida cristiana sucede algo semejante. Nuestro enfoque, nuestro punto hacia el cual debemos mirar es nuestro Señor Jesucristo. Cuando dejamos que nuestros ojos se desvíen hacia otro lado, vamos a flaquear y hasta podemos caer. Nuestros ojos deben de estar puestos en Jesús todo el tiempo.

En Mateo 14:25-31 leemos una historia sobrenatural acerca de Jesús y Sus discípulos: Mas a la cuarta vigilia de la noche, Jesús vino a ellos andando sobre el mar. Y los discípulos, viéndole andar sobre el mar, se turbaron, diciendo: ¡Un fantasma! Y dieron voces de miedo. Pero en seguida Jesús les habló, diciendo: ¡Tened ánimo; yo soy, no temáis! Entonces le respondió Pedro, y dijo: Señor, si eres tú, manda que yo vaya a ti sobre las aguas. Y él dijo: Ven. Y descendiendo Pedro de la barca, andaba sobre las aguas para ir a Jesús. Pero al ver el fuerte viento, tuvo miedo; y comenzando a hundirse, dio voces, diciendo: ¡Señor,  sálvame! Al momento Jesús, extendiendo la mano, asió de él, y le dijo: ¡Hombre de poca fe! ¿Por qué dudaste?

He escuchado muchos comentarios diferentes acerca de esta historia. Unos hablan acerca del miedo que sintieron los discípulos al ver a Jesús caminando sobre las aguas. Otros dicen que Pedro era muy impulsivo y por eso se lanzó al agua. Para otros, Pedro era simplemente un bocón quien a la hora de la verdad dudó y se acobardó. Lo cierto es que el intrépido Pedro fue el único que se atrevió a saltar al agua y caminar sobre ella aunque fuera unos instantes.

Lo interesante de esta historia es que mientras Pedro tuvo sus ojos puestos en Jesús, él caminó tranquilamente sobre las aguas de un mar azotado por un fuerte viento. Solamente cuando Pedro quitó sus ojos del Señor y se enfocó en las circunstancias que lo rodeaban fue que comenzó a hundirse. El fuerte viento siempre estuvo ahí, desde antes que Pedro se atreviera a pedirle a Jesús que le permitiera caminar sobre las aguas. Y con la presencia del fuerte viento, Pedro fue capaz de caminar. Entonces no fueron las circunstancias que lo hundieron, sino la duda y la falta de enfoque.

El viento de nuestros problemas va a estar presente en cada día de nuestras vidas. Unos días el viento será como el de un huracán categoría cinco, otros días será una simple brisa que acaricia nuestro rostro. Y las aguas de la vida estarán siempre ahí para que caminemos sobre ellas. Caminamos sobre un terreno que no es firme, y yo diría que ni siquiera se le puede llamar terreno. El éxito o el fracaso en nuestro caminar no depende de las circunstancias sino de nuestro enfoque. ¿En qué fijaremos nuestros ojos, en Jesús o en nuestros problemas?

Hoy Dios te está hablando a ti que lees o escuchas este mensaje. Debemos caminar por fe y no por vista. Por lo tanto, nuestros cinco sentidos deben dirigirse hacia Jesús, quien es autor y consumador de la fe. No puedo engañarte diciendo que con Cristo la vida será más fácil, pero poniendo los ojos en Él caminarás seguro sobre las aguas turbulentas. Dios te bendiga.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s