Un Camino de Muerte

Hay camino que al hombre le parece derecho; pero su fin es camino de muerte.

Proverbios 14:12

Dice un viejo refrán que no todo lo que brilla es oro. De igual manera, no todos los caminos llevan a la salvación y a la vida. El camino que parece más hermoso y recto nos puede conducir al abismo, a la muerte, a la perdición. Lo que dice Proverbios 14:12, como todo lo que dice la Biblia, es una gran verdad. El mejor camino, el verdadero, puede no ser tan derecho ni bien pavimentado, pero sí será el correcto y nos conducirá a un lugar seguro. Ese camino real, verdadero y seguro se llama Jesucristo.

El siglo XX marcó el despegue de la modernidad. Grandes inventos facilitaron la vida de la humanidad, entre ellos: la generalización de la electricidad, el automóvil, el avión, la electrónica, la radio, la televisión, la mecanización de la agricultura, las computadoras, el teléfono, el aire acondicionado, la refrigeración, el horno de microondas, la energía nuclear, los cohetes y los satélites artificiales. Todos estos inventos y muchos más aparentemente han enderezado el camino de la humanidad haciendo que todo sea mucho más cómodo que en las generaciones anteriores a nosotros.

Mucha gente considera los adelantos modernos como un camino derecho. La electricidad, por ejemplo, nos permite utilizar una gran cantidad de artefactos que nos permiten hacer más cosas en menor tiempo y mayor eficiencia. El automóvil nos permite alcanzar en unas horas las distancias que antes tomaban días. El avión nos permite cruzar el Atlántico en unas horas, cuando antes tomaba semanas o meses. A través de la radio, la televisión y el Internet nos enteramos de las noticias casi al instante de suceder.

Sin embargo, todo ese hermoso camino que ha traído al mundo la innovación tecnológica ha venido también acompañado de grandes males para la humanidad. La industrialización ha producido también el cambio climático, la pérdida de la biodiversidad, la alteración de los ciclos de fósforo y nitrógeno, la acidificación de los océanos, la contaminación ambiental, el exceso de basura, el desgaste de la capa de ozono, la pesca en exceso y la deforestación. Todos y cada uno de estos acontecimientos amenazan la vida humana, animal y vegetal en nuestro planeta y amenazan con destruirlo.

Y de la misma manera que el abuso del camino hermoso y aparentemente derecho del adelanto de la ciencia del siglo XX podría tener un fin de muerte, en lo individual existen muchas cosas que lucen agradables que nos pueden lleva a la muerte eterna. Los placeres de la vida son muy encantadores cuando se llevan a cabo; pero muchos de ellos nos conducen al pecado, de lo cual dice Romanos 6:23: Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro. El camino de pecar pudiera parecerle derecho al hombre, pero su fin es camino de muerte.

Como dije al principio, solo hay un camino verdadero y seguro, Jesucristo. Dice Juan 14:6: Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí. No hay ninguna otra vía para alcanzar salvación y vida eterna que no sea a través de Jesucristo. Seguir a Cristo no es un camino derecho ni fácil porque implica negarnos a nosotros mismos y tomar nuestra cruz cada día. Pero ese camino que parece escabroso y llenos de obstáculos es nuestra única garantía de que al final llegaremos a un lugar donde disfrutaremos de la vida abundante que nos vino a traer el Rey de reyes y Señor de señores. Escojamos el buen camino y abandonemos para siempre el camino de perdición. Dios te bendiga.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s