Lo que Proviene del Mundo

Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo.

1 Juan 2:16

Mucha gente piensa que viene a este mundo a vivir y disfrutar su vida de la manera que se le antoje. He oído a gente decir que lo único que uno se lleva al morir es lo que ha gozado. Por eso, estas personas se preocupan más por satisfacer sus deseos y gozar al máximo que buscar de Dios. Pero 1 Juan 2:16 dice que tales deseos de la carne o los ojos no provienen de Dios sino del mundo. Y conociendo que el mundo está bajo el maligno, tales deseos son opuestos a Dios.

Estamos siendo bombardeados diariamente por publicidad que incita los deseos de la carne, los deseos de los ojos y la vanagloria de la vida. Tanto la televisión, el cine, la Internet y las vallas publicitarias a la orilla de las carreteras promueven los productos que venden usando todas esas cosas que proceden del mundo y no del Padre. Es muy frecuente utilizar hermosas modelos para anunciar desde marcas de automóviles hasta drogas para disfunción sexual. Se presentan los lugares más bellos, la vida más lujosa y divertida solo con el fin de captar la atención del potencial cliente.

El resultado de la publicidad mundana es una sociedad apegada al consumismo. Mucha gente vive más pendiente de estar a la moda o estrenar la última tecnología del mercado que de pensar en su destino eterno. Lo malo de todo esto es que todo lo que vemos es perecedero y efímero. Escrito está en Marcos 13:31: El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán. Lo único permanente es la Palabra de Dios, la cual tenemos escrita en la Biblia, el manual de instrucciones por excelencia para esta vida y la futura.

Al igual que la publicidad comercial, la música ha sido utilizada para transmitir los deseos de vivir conforme al mundo y no de acuerdo al plan de Dios. Miles de canciones se han escrito elogiando ese tipo de vida. Solo voy a mencionar algunos ejemplos aquí. Si alguien desea comprobar lo que dicen tales canciones, les sugiero que busquen sus letras o líricas en el Internet donde las encontrará con gran facilidad. Pueden buscar las canciones “My way” de Frank Sinatra, “Livin’ la vida loca” de Ricky Martin, “La vida es un carnaval” de Celia Cruz y “Vivir mi vida” de Marc Anthony.

Santiago 4:4 nos indica que las cosas de Dios son incompatibles con las del mundo: ¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios. Cuando nos deleitamos con los deseos de la carne, los deseos de los ojos o las vanaglorias de la vida, estamos siendo arrastrados por la corriente del mundo, el cual está dominado por el maligno. Es por eso que nos convertimos en enemigo de Dios porque estamos estableciendo pacto con el comandante en jefe de los enemigos de Dios, el diablo.

Reflexionemos por un momento si estamos viviendo nuestra vida loca a nuestra manera porque la consideramos un carnaval. Por si no lo sabías, el carnaval es una fiesta de origen pagano en la cual a fin de cuenta se está rindiendo culto al diablo y sus demonios. Así que vivir tu vida como un carnaval es vivir adorando al príncipe de este mundo en lugar de adorar al verdadero Dios. Te exhorto a hacer un alto en el camino, analiza la forma en que estás viviendo tu vida, piensa que puede pasar cuando termine si continúas por ese camino, entonces, ponte a cuentas con tu Creador. Dios te bendiga.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s