¿Quién Domina al Mundo?

Sabemos que somos de Dios, y el mundo entero está bajo el maligno.

1 Juan 5:19

1 Juan 5:19 dice: Sabemos que somos de Dios, y el mundo entero está bajo el maligno. Si leemos primero la segunda parte de este versículo, tendremos la respuesta a la pregunta que sirve de título a este mensaje. El mundo entero está bajo el maligno, el diablo, nuestro adversario. En tal sentido, los que sabemos que somos hijos de Dios no estamos llamados a ser complacientes con el mundo y sus cosas, sino todo lo contrario. Los valores de Dios son opuestos a los valores del mundo porque a éste lo rigen los valores del enemigo.

El afán de dominar el mundo ha existo en la mente de los hombres desde tiempos muy antiguo. En Génesis 10:8-12 leemos: Y Cus engendró a Nimrod, quien llegó a ser el primer poderoso en la tierra. Este fue vigoroso cazador delante de Jehová; por lo cual se dice: Así como Nimrod, vigoroso cazador delante de Jehová. Y fue el comienzo de su reino Babel, Erec, Acad y Calne, en la tierra de Sinar. De esta tierra salió para Asiria, y edificó Nínive, Rehobot, Cala, y Resén entre Nínive y Cala, la cual es ciudad grande. Este Nimrod era un biznieto de Noé.

En la historia se han visto desfilar una serie de imperios cuyo fin era conquistar y dominar completamente el mundo conocido. Los cuatro primeros imperios ocurrieron en la antigüedad y son descritos proféticamente en el capítulo 2 del libro de Daniel. El primero de ellos fue el Imperio Babilónico de Nabucodonosor, al cual siguieron sucesivamente el Imperio Persa de Ciro, el Imperio Greco-macedónico de Alejando Magno y el Imperio Romano, el cual logró alcanzar su mayor extensión territorial en los tiempos del emperador Trajano.

Con la caída del Imperio Romano surgieron durante la Edad Media otros imperios de carácter universal como el Imperio Árabe, el Mongol de Genghis Khan y el Otomano de los turcos. Al finalizar la Edad Media se desarrollarían los imperios coloniales siendo los más importantes España, Portugal, Francia y Gran Bretaña. Los imperios coloniales se extendieron a través de todos los continentes y dominaron grandes extensiones territoriales.

Ya en nuestros tiempos, otras naciones han pretendido tener dominio sobre el mundo de una forma distinta. Algunas de ellas, como la Unión Soviética, Japón o la Alemania nazi llegaron a conquistar grandes territorios mediante la guerra. Otros como la misma Unión Soviética y los Estados Unidos de América han alcanzado la categoría de superpotencias influyendo con sus sistemas políticos sobre muchas naciones del planeta.

Ciertas organizaciones supranacionales han tenido la intención de dominar al mundo. Entre ellas se pueden mencionar a los Illuminati, Al Qaeda y el Estado Islámico. Vemos algunos de las metas de los Illuminati: abolición de todo gobierno; supresión de la propiedad privada y las clases sociales; abolición de los derechos de herencia; destrucción del patriotismo y el nacionalismo y sustitución por un gobierno mundial de control internacional; abolición del concepto de la familia tradicional y la prohibición de cualquier tipo de religión estableciendo un ecumenismo oficial.

Tomando en cuenta lo que dice 1 Juan 5:19, el maligno ha estado detrás de todo intento de conquistar y dominar el mundo desde el principio de los tiempos hasta hoy. Si somos de Cristo, nos aplica Juan 18:36: Respondió Jesús: Mi reino no es de este mundo; si mi reino fuera de este mundo, mis servidores pelearían para que yo no fuera entregado a los judíos; pero mi reino no es de aquí. Recuerda eso, no somos de aquí. Dios te bendiga.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s