Nada Nos Dañará

He aquí os doy potestad de hollar serpientes y escorpiones, y sobre toda fuerza del enemigo, y nada os dañará.

Lucas 10:19

Lo que dice Lucas 10:19 es al mismo tiempo una investidura y una garantía: He aquí os doy potestad de hollar serpientes y escorpiones, y sobre toda fuerza del enemigo, y nada os dañará. El Señor Jesús inviste a Sus siervos con el poder y la autoridad para enfrentar a las fuerzas del maligno y vencerlos. La garantía que tenemos es que esas fuerzas del mal no serán capaces de dañarnos. Teniendo el respaldo absoluto de aquel que venció a la muerte, al pecado y al diablo, no temeremos a ser lesionados o aniquilados en nuestra batalla diaria contra las huestes espirituales de maldad.

Recientemente salió la noticia de que una compañía norteamericana estaba fabricando un traje especial blindado para ser usado por los soldados en un futuro cercano. El diseño de este traje de combate está inspirado en la película de ciencia ficción La Guerra de las Galaxias. Todo el traje es a prueba de balas e incluye un casco blindado con un visor de un material también blindado el cual permite al soldado estar seguro de incursionar en campo enemigo con la certeza de que nada le dañará. La motivación de este invento futurista es minimizar las bajas en los ejércitos durante la guerra.

Cuando el Señor dice que nada nos dañará es porque nos ha dotado con un traje blindado capaz de protegernos del enemigo. Ese traje blindado no es otra cosa que la armadura de Dios de la cual habla el apóstol Pablo en Efesios 6:13-17: Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes. Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia, y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz. Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno. Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios.

Los componentes de nuestro traje blindado, la armadura de Dios, incluyen: la verdad, la justicia, la paz, la fe, la salvación y la Palabra de Dios. La verdad es el propio Jesucristo, de acuerdo a Juan 14:6, quien cuando lo conocemos nos hace libres, conforme a Juan 8:32. A través del mismo Señor Jesús somos hechos justicia de Dios, tal como nos dice Pablo en 2 Corintios 5:21: Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él.

Antes de partir al Padre, Jesús nos dejó Su paz, como dice Juan 14:27: La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo. La paz que Él nos da nos permite mantenernos en calma en medio de las tribulaciones. Filipenses 4:7 dice: Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.

Vivimos por fe y, precisamente por medio de la fe en Jesucristo, obtenemos la salvación. Por su parte, la Palabra de Dios es tanto un arma defensiva como ofensiva que nos mantiene firmes y protegidos de los ataques del enemigo. Caminemos, pues, protegidos con nuestra armadura espiritual, consciente de que nada nos dañará. Dios te bendiga.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s