Hemos Sido Elegidos

No me elegisteis vosotros a mí, sino que yo os elegí a vosotros, y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca; para que todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, él os lo dé.

Juan 15:16

La Biblia establece muy claramente que no existe un ser humano que busque a Dios. Existen personas que no están de acuerdo con esta afirmación y pretenden inventar rutas que les lleven hasta Dios. Lo que sí dice la Biblia es que el Señor nos busca y en Juan 15:16 dice que es Él quien nos elige para un propósito específico: ser enviados y dar fruto permanente. Como Dios no va a dejar a nadie sin su recompensa, Juan 15:16 también contiene una gran promesa: que todo lo que pidamos al Padre en el nombre de Jesús nos será dado.

En el mundo natural pasamos muchas veces por la prueba de estar entre los candidatos para ocupar algún puesto o alcanzar el primer lugar en un concurso o competencia. Entre todos los candidatos a cada una de esas posiciones, generalmente solo uno o algunos pocos son elegidos. Sharon se había graduado de doctora en medicina y solicitó para el programa de Medicina Interna. Ella se preparó y estudió bastante y se presentó a la entrevista. Solo había 3 plazas disponibles y ella fue una de las elegidas.

No siempre alcanzamos estar entre los elegidos a pesar  de nuestro esfuerzo. Cuando me gradué de ingeniero químico, fui a una entrevista de trabajo en una mina de oro. Yo sabía que al menos dos de mis compañeros de promoción habían sido considerados entre los candidatos entre varios más. Yo fui el último en ser entrevistado. Un par de días después, uno de los entrevistadores me llamó para decirme que mi compañero René había sido elegido para el puesto. Yo le dije que fue una buena elección y él me dijo que de haber dependido solo de él, el elegido hubiera sido yo y que él me quería en la empresa. Un par de semanas después me llamaron de nuevo para darme empleo allí.

En el concurso de Miss Universo 2015, un total de 80 candidatas se preparaban para alcanzar la corona. Al final solo quedaron tres y el presentador del concurso, Steve Harvey, anunció como ganadora a la representante de Colombia, Ariadna Gutiérrez. Como se acostumbra hacer en este concurso, la reina saliente, la también colombiana Paulina Vega, coronó a su compatriota como su sucesora. A los pocos minutos, Harvey se excusó con el público y las concursantes porque él había cometido un error anunciando la ganadora. Ariadna tuvo que entregar la corona a Pía Alonzo Wurtzbach, de Filipinas, quien fue coronada como Miss Universo 2015.

Hay una constante en los tres casos que he presentado hoy. Los candidatos se prepararon en cada situación particular con el fin de resultar elegidos. Cada uno de los médicos estudió para ser tomado en cuenta en el programa de especialidad, lo mismo que los candidatos a un puesto de trabajo. Las 80 concursantes de Miss Universo se sometieron a una rígida disciplina durante meses a fin de que un jurado eligiera solo a una de ellas como la mujer más hermosa de la Tierra. Afortunadamente para nosotros, Dios nos elige sin que nosotros hayamos reunidos los méritos para merecer Su elección. Al contrario, todos quedaríamos descalificados por nuestros propios pecados. Solo su gran amor, Su gracia y Su perdón lo mueven a Él a elegirnos para enviarnos como Sus testigos y que demos fruto que permanezca para siempre. Dios te bendiga.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s