Dios nos Dará Todas las Cosas

El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas?

Romanos 8:32

En cierto modo, Romanos 8:32 es comparable a Juan 3:16: Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. El valor de Jesucristo, el Hijo de Dios, es, por mucho, superior a todas las cosas que existen. Y Dios, por amor, lo ha entregado como rescate por toda la humanidad. Y si Dios fue capaz de sacrificar a Jesús, ¿podrá negarle algo más a quienes han creído en Él?

He visto como mucha gente que dice haber creído y aceptado a Jesucristo como su Señor y Salvador, pero viven lamentándose por lo que carecen. Son del tipo de persona que ven el vaso medio vacío en lugar de verlo medio lleno. Esas personas generalmente no agradecen a Dios por lo que han recibido sino que continuamente le piden lo que les hace falta. Creo que sería bastante conveniente que nos detengamos un momento a ver lo que dice la Escritura sobre Jesucristo para que nos demos cuenta el gran valor que significa llevarle a Él en nuestro corazón.

Hechos 3:14-15 dice: Mas vosotros negasteis al Santo y al Justo, y pedisteis que se os diese un homicida, y matasteis al Autor de la vida, a quien Dios ha resucitado de los muertos, de lo cual nosotros somos testigos. En su discurso, el apóstol Pedro llama a Jesús Santo, Justo y Autor de la Vida. Por su parte Hechos 10:36 dice: Dios envió mensaje a los hijos de Israel, anunciando el evangelio de la paz por medio de Jesucristo; éste es Señor de todos. Esta vez Pedro llama a Jesús Señor de todos.

En Hebreos 1:2 dice: en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo. Siendo Jesús el heredero de todas las cosas, no cabe duda que el Padre nos dará a través de Él todas las cosas a quienes hemos creído en Él, porque también hemos sido hechos hijos de Dios. Romanos 8:17 dice: Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados.

Veamos lo que nos dice Apocalipsis 19:16 acerca de Jesús: Y en su vestidura y en su muslo tiene escrito este nombre: REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES. Jesucristo no es cualquier cosa, de Él dice la Escritura, entre otras cosas, Dios fuerte, Padre Eterno, Luz de las naciones, Jefe Supremo, Santo y Justo, el Señor de todos, el Poder y la Sabiduría de Dios, el Rey Eterno, el Todopoderoso, el Rey de reyes y Señor de señores.

Si ya tienes a Jesús en tu corazón, le has concedido morada al Soberano de la creación de Dios; el Primogénito de la resurrección; el Dios verdadero, y muchos otros atributos de quien ha hecho todo lo que existe. ¿Piensas que te falta algo si ya tienes al dueño de todo? Como cristiano debes de tener presente quién eres en Cristo y lo que ya posees en Él. Dios ya te ha dado en Cristo todas las cosas, no sigas viviendo pensando que sigues siendo un esclavo, ¡ya eres libre!

Me puedes preguntar: Ajá, ¿y dónde están todas las cosas que Dios me ha dado si no las veo? Yo te digo que las verás cuando lo creas porque se abrirán tus ojos espirituales y caminarás por fe no por lo que tus sentidos naturales perciben. Recuerda cuánto te ama tu Padre Celestial, quien no miente jamás y ha prometido darte todas las cosas en Cristo. Dios te bendiga.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s