Lo que Hizo Cristo por Nosotros

Mas por él estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención.

1 Corintios 1:30

El título del mensaje de hoy puede llevar a muchas personas a pensar que Jesús murió por nosotros en la cruz. Y eso es cierto, Él hizo eso por nosotros; pero hay que entender el verdadero significado del sacrificio de Jesús. En 1 Corintios 1:30, el apóstol Pablo nos dice que Cristo fue hecho por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención. Por tanto, Su muerte en la cruz tuvo propósitos específicos que tienen que ver con cada ser humano que lo recibe y pone su fe en Él.

Justificación es la acción de hacer a alguien justo ante Dios. La justificación sucede cuando Dios declara que quien ponga su fe en Cristo es justo. 2 Corintios 5:21 dice: Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él. Es decir, Jesús se convirtió en nuestro sustituto en la cruz para que nosotros pudiéramos ser hechos “justos” ante Dios. Éramos culpables, pero Dios nos ha declarado justos. Nuestra justificación nos llega sin reservas, por el precio que pagó Jesús en nuestro lugar.

Existen discrepancias doctrinales entre los cristianos con respecto al significado de santificación. Muchos están de acuerdo que santificación significa ser separado para Dios. Otros entienden que la santificación incluye todo lo que Dios hace en nosotros mediante su Espíritu al librarnos del poder y presencia del pecado original. Y hay quienes dicen que la santificación, involucra el trabajo de la persona. 2 Tesalonicenses 2:13 dice: Pero nosotros debemos dar siempre gracias a Dios respecto a vosotros, hermanos amados por el Señor, de que Dios os haya escogido desde el principio para salvación, mediante la santificación por el Espíritu y la fe en la verdad.

Mediante la redención de Cristo nos ha librado de la culpa. Romanos 3:24 dice: siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús. La palabra redimir significa “comprar.” El término era usado específicamente con referencia al pago de la libertad de un esclavo. La aplicación de este término a la muerte de Cristo en la cruz, significa exactamente eso. Si somos “redimidos,” entonces nuestra condición previa era la de esclavitud. Dios ha pagado nuestra libertad, y ya no estamos bajo la esclavitud del pecado o de la ley del Antiguo Testamento.

Tomando nuestro lugar en la cruz, Jesús hizo muchas cosas por nosotros. Todos éramos injustos porque habíamos quebrantado la Ley de Dios por medio del pecado. No merecíamos recibir una sentencia absolutoria; pero el Justo Jesús cargó sobre Sus benditos hombros nuestra culpabilidad y recibió la condena que nos correspondía a cada uno de nosotros: la sentencia de muerte por nuestros pecados. Eso también nos abrió las puertas al Lugar Santísimo para tener acceso al Dios Santo. Y nos redimió, pagando el precio por nuestro rescate de la esclavitud del pecado.

¿Te das cuenta lo que hizo Jesús por ti y por mí? Ciertamente que quienes pecamos fuimos nosotros, no Él. La paga del pecado es muerte y eso es justamente lo que merecemos. Ni tú ni yo somos suficientemente buenos para merecer ser justificados por Dios. Solo la gracia, el favor inmerecido nos da la oportunidad de ser justificados, santificados y redimidos. ¿Qué esperas para entregarle tu vida a Jesucristo? Ya Él entregó la Suya por ti. Dios te bendiga.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s