Lo que Dios Ha Preparado para los que le Aman

 

Antes bien, como está escrito: Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni han subido en corazón de hombre, son las que Dios ha preparado para los que le aman.

1 Corintios 2:9

Quien ama a Dios recibirá una recompensa muy grande. Nuestro Padre Celestial no es tacaño y lo que tiene preparado para cada uno de Sus hijos no tiene comparación con lo que conocemos. En 1 Corintios 2:9 dice que Él prepara: Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni han subido en corazón de hombre. Lo que significan estas palabras es que Dios tiene preparadas cosas extraordinarias para aquellos que le aman. Todo lo que conocemos, lo que hemos visto, oído o pensado no es nada comparado con lo que recibiremos de parte de Dios.

Desde los tiempos antiguos, la humanidad ha querido clasificar las grandes obras de construcción que ha erigido. Así, se han confeccionado varias listas de las siete maravillas del mundo. Estas se han considerado como las siete maravillas del mundo antiguo: la Gran Pirámide de Guiza, los Jardines Colgantes de Babilonia, el Templo de Artemisa, la Estatua de Zeus en Olimpia, el Mausoleo de Halicarnaso, el Coloso de Rodas y el Faro de Alejandría.

El 7 de julio de 2007 (07/07/07) se anunciaron en Lisboa, Portugal las llamadas nuevas siete maravillas del mundo. Estas nuevas maravillas incluyen Chichén Itzá, en México; el Coliseo de Roma, en Italia; la estatua del Cristo Redentor, en Río de Janeiro, Brasil; la Gran Muralla China, el Machu Picchu, en Cuzco, Perú; Petra, en Jordania y el Taj Mahal, en Acra, India.

Y siguiendo las selecciones, el 11 de noviembre de 2011 (11/11/11) se anunciaron las siete maravillas naturales del mundo: Montaña de la Mesa, en Sudáfrica; Cataratas del Iguazú y la Amazonía, en Sudamérica; la Bahía de Ha-Long, en Vietnam, la Isla Jeju, en Corea del Sur, el Parque Nacional de Komodo, en Indonesia y el Río Subterráneo de Puerto Princesa, en Filipinas.

Además de las maravillas del mundo, la UNESCO ha declarado patrimonio de la humanidad a más de mil lugares en el mundo. Entre estos lugares se encuentran: el Conjunto Monumental de Cartagena, en Colombia; las Islas Galápagos, en Ecuador, las Líneas de Nazca, en Perú; el Palacio de Versalles, en Francia; la Acrópolis de Atenas, en Grecia; los Fiordos de Noruega; el Kremlin y la Plaza Roja de Moscú, en Rusia; el Gran Cañón del Colorado, en Estados Unidos y la Ópera de Sidney, en Australia.

Ciertamente que los ojos que ven cada uno de estos lugares quedan impresionados por su belleza o majestuosidad. He conocido un par de esos lugares, el Conjunto Monumental de Cartagena, en Colombia y el Machu Picchu, en Perú. Y en verdad que son dignos de verse. Pero nada de eso es comparable con las cosas que Dios ha preparado para los que le aman.

Apocalipsis 21:10-14 nos da una idea de esas cosas que ojo no vio preparadas por Dios para los que le aman: Y me llevó en el Espíritu a un monte grande y alto, y me mostró la gran ciudad santa de Jerusalén, que descendía del cielo, de Dios, teniendo la gloria de Dios. Y su fulgor era semejante al de una piedra preciosísima, como piedra de jaspe, diáfana como el cristal. Tenía un muro grande y alto con doce puertas; y en las puertas, doce ángeles, y nombres inscritos, que son los de las doce tribus de los hijos de Israel; al oriente tres puertas; al norte tres puertas; al sur tres puertas; al occidente tres puertas Y el muro de la ciudad tenía doce cimientos, y sobre ellos los doce nombres de los doce apóstoles del Cordero. Dios te bendiga.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s