Transformados de Gloria en Gloria

Por tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor.

2 Corintios 3:18

La vida cristiana no es estática sino un proceso dinámico. Al convertirnos a Jesucristo, nacimos de nuevo y somos criatura nueva; pero nuestra transformación no ocurre instantáneamente, sino que, como todo en la vida, vamos quemando etapas paulatinamente. Nuestra madurez cristiana, tal como es el plan de Dios para nuestras vidas, es ir siendo transformados de gloria en gloria en la misma imagen de nuestro Señor Jesucristo, como dice 2 Corintios 3:18. Si ese proceso tarda diez años o cuarenta, dependerá de que pasemos las pruebas o necesitemos repetirlas.

Veamos como tratamos de establecer un ejemplo de la vida natural para explicar lo que significa ser transformados de gloria en gloria. Nuestro ejemplo tiene que ver con la energía. Se entiende por energía (dentro del campo de estudio de la física), a la capacidad que requiere un cuerpo para la realización de un trabajo cualquiera, es decir, se trata de una propiedad o característica, que permite que los objetos físicos, puedan desempeñar algún tipo de acción. En otras palabras, la energía es todo aquello que tiene la capacidad de producir un trabajo.

Existen diferentes tipos de energías, entre ellas: energía eléctrica, luminosa, mecánica, térmica, eólica, solar, nuclear, cinética, potencial, química, hidráulica, sonora, fotovoltaica, mareomotriz, de reacción, iónica, geotérmica, electromagnética, metabólica, hidroeléctrica, marina, libre, interna, magnética y calorífica. Un tipo de energía se transforma en otro distinto, de entre los diferentes tipos de energía que existen. La transformación de energía se da cuando se utiliza algún tipo de energía para realizar un trabajo, una parte se convierte en trabajo y otra parte se transforma en otro tipo de energía.

Veamos un ejemplo de transformaciones sucesivas de varios tipos de energía. La energía eólica se convierte en energía mecánica, por medio de aspas de molinos que son movidas por el viento, y accionan mecanismos que mueven un generador eléctrico. Entonces, la energía mecánica es transformada en energía eléctrica. Finalmente, la energía eléctrica se transforma en energía luminosa y calor cuando se utiliza en una bombilla. Así, el movimiento de los vientos, que antes era casi inutilizado, hoy va transformándose en acción mecánica, electricidad, calor y luz.

Y de la misma manera que la energía es transformada de un tipo a otro hasta alcanzar su pleno aprovechamiento, nosotros somos transformados de gloria en gloria. Cuando llegamos a los pies de Cristo, somos como la energía eólica, un viento que corre indistintamente hacia un lado o hacia el otro. El Espíritu Santo empieza la obra transformadora en nosotros dándonos convicción de pecado y pone las aspas de nuestro arrepentimiento en movimiento, el cual mueve el generador de nuestra conversión. Una vez convertidos en nueva criatura, exhibimos el calor del fruto del Espíritu y somos un faro de luz en medio de las tinieblas.

Pero nuestra transformación de gloria en gloria no se queda ahí. Cada día, si le permitimos a Dios hacer Su obra en nosotros, iremos siendo pulidos como se purifica un metal precioso. Este proceso no es necesariamente algo fácil, pasaremos por pruebas que nos podrían causar dolor, pero el resultado final será que reflejaremos la gloria del Señor, y, como está escrito en Hageo 2:9, nuestra gloria postrera será mayor que la primera. Dios te bendiga.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s