Dios Nos Suplirá Todo

Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.

Filipenses 4:19

Muchas veces nos quejamos de las cosas que nos faltan. Y no podemos negar que muchos carecemos incluso de elementos esenciales para subsistir. Aun aquellos que poseen grandiosas fortunas materiales, en ocasiones no tienen un buen estado de salud o enfrentan la carencia de un afecto genuino. La falta de lo necesario no tiene preferencia y puede afectar lo mismo a ricos que pobres o a creyentes o incrédulos. Los que hemos creído en Dios debemos tener en cuenta que Él es nuestro Padre y, como tal, ha tomado la responsabilidad de suplirnos todo lo que nos falta.

En Filipenses 4:19 vemos la promesa de que Dios nos suplirá todo y en el versículo siguiente vemos que la paternidad de Dios para con nosotros lo lleva a ser nuestro proveedor. Dice Filipenses 4:20: Al Dios y Padre nuestro sea gloria por los siglos de los siglos. Amén. ¿Qué padre no se siente comprometido a suplir todas las cosas a sus hijos? Si un padre humano tiene obligaciones con sus hijos, Dios, como el modelo de Padre por excelencia no va nunca a dejar desamparados a Sus hijos.

Pero no todos los hombres que son padres suplen todas las cosas a sus hijos. No voy a hablar de aquellos que, teniendo los medios, eluden su responsabilidad, sino de los muchos padres que no siempre pueden suplirle todo a sus hijos por carecer de empleos o porque sus ingresos no son suficientes. ¿Le faltará algo a Dios para suplirles a Sus hijos? Job 41:11 dice: ¿Quién me ha dado a mí primero, para que yo restituya? Todo lo que hay debajo del cielo es mío. Todo lo que existe le pertenece a Dios.

Y entre todo lo que existe y le pertenece a Dios están los bienes materiales. Hageo 2:8 dice: Mía es la plata, y mío es el oro, dice Jehová de los ejércitos. Siendo Dios, nuestro Padre el dueño de todo, incluyendo el oro y la plata, ¿permitirá Dios que Sus hijos carezcan de lo que les hace falta para su sustento? Absolutamente no, es Su promesa suplir todas nuestras necesidades y que nada nos faltará, como dice Salmo 23:1: Jehová es mi pastor; nada me faltará. Y cuando Dios dice que suplirá todo, es todo, lo mismo que cuando dice que no nos faltará nada, es nada.

Dios es un Dios proveedor y uno de Sus nombres es Jehová Jireh, lo cual significa el Señor proveerá, tal como dice Génesis 22:14: Y llamó Abraham el nombre de aquel lugar, Jehová proveerá. Por tanto se dice hoy: En el monte de Jehová será provisto. Entonces no podemos tener dudas de que lo que nos hace falta será suministrado por nuestro Dios y Padre, quien es el dueño absoluto de todo lo que existe.

Como dueño de todo, Dios puede darnos lo que le plazca. Ahora bien, Él no está obligado a complacer nuestros caprichos. Si entre nuestras necesidades está un automóvil, Dios te lo puede proveer. De eso me consta, yo he recibido dos como regalo. Pero si anhelas un Ferrari, quizás lo que recibas no era lo que esperabas. Lo importante es que Él suplirá tu necesidad en la forma que entienda es lo mejor para ti.

Teniendo en cuenta de que tenemos un Padre en los cielos que se ocupa de suplir todo lo que nos hace falta, podemos vivir descansando en que Él cumplirá Sus promesas todo el tiempo. Aun en nuestros momentos más aciagos, nuestro Padre estará a nuestro lado y nos proveerá para cubrir todas y cada una de nuestras necesidades sin que falte una sola sin ser satisfecha. Él nos ama, todo es suyo y es siempre fiel. Dios te bendiga.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s