Entregados a Tribulación

Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de Mi nombre.

Mateo 24:9

Nos encanta recibir buenas noticias, pero nos disgusta que nos den las malas. Mucha gente llega a los pies de Cristo cargadas de problemas y tienen la esperanza de que le digan que Él es la llave para cambiar sus vidas en la tierra, ser felices, carecer de problemas y tener prosperidad. Es por eso que no es muy frecuente escuchar un sermón acerca de cosas como las que dice Mateo 24:9: Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de Mi nombre. Jesucristo no ocultó la verdad sobre lo que sucedería a quien le sigue y nosotros no somos nadie para impedir que esto se sepa hoy también.

Contrario a lo que muchas veces se enseña, ser cristiano no viene con la garantía de carecer de problemas sino todo lo contrario. Y ahora que se aproximan los tiempos postreros, es un acto de suma crueldad llevar a la gente a los pies de Cristo ocultándoles estas verdades bíblicas. Quien se convierte a Jesucristo debe de saber toda la verdad y no solamente las cosas que parecen bonitas. Sin lugar a dudas de que vamos a ser entregados a tribulación, muchos serán asesinados y la gente nos odiará por causa del nombre de Jesús.

Los predicadores del evangelio, al igual que los médicos, somos llamados a dar todas las noticias, las buenas y las malas. Y como ese doctor que sin dudarlo comunica a su paciente que el cáncer ha hecho metástasis en su cuerpo y, por lo tanto, sus días están contados, nos toca decirles a los creyentes que en algún momento, antes de la venida del Señor, habrá persecución contra nosotros cual no la hubo nunca antes. Un paciente con una enfermedad terminal puede deprimirse o disfrutar sus últimos días, el cristiano estará con Cristo sin importar lo que pase.

¿Por qué los cristianos seremos entregados a tribulación? Escrito está que el mundo entero está bajo el maligno; pero, antes de la venida del Señor, habrá de ocurrir la manifestación del hombre de pecado, el anticristo, la bestia. Si ya de por sí caminamos por un campo minado, imagínate cómo será el mundo cuando la bestia lo tenga bajo su dominio. El nombre de Cristo será vetado y todo el que invoque ese nombre bendito será perseguido sin misericordia alguna. Al cristiano se le hará escoger entre negar su fe o morir.

Hay quienes se consuelan a sí mismos diciendo que antes de eso suceda el Señor vendrá secretamente y se llevará a Sus escogidos, quienes no sufrirán absolutamente nada de las cosas terribles que habrán de acontecer. He revisado varias veces concienzudamente todo el Nuevo Testamento y no he encontrado en ninguna parte que diga que vamos a ser raptados o rescatados de la tribulación. Lo que sí he encontrado son cosas como estas: Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de Mi nombre.

Dirás entonces que cometiste tu peor error al convertirte a cristiano porque, en lugar de dejar de tener problemas, vas a tener otros mayores. Pues te digo que no fue un error, sino la decisión más sabia que hayas hecho. No pienses que los que te persigan o los que se salven de la persecución estarán mejor que tú. Con Cristo tienes la garantía de vida eterna, que aunque estés muerto vivirás porque Él es la resurrección y la vida. Sin Cristo, te esperaría un lugar seguro en el infierno, el tormento perpetuo. Vivir es Cristo y morir por Él es ganancia. Dios te bendiga.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s