Entregados a Tribulación

Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de Mi nombre.

Mateo 24:9

Nos encanta recibir buenas noticias, pero nos disgusta que nos den las malas. Mucha gente llega a los pies de Cristo cargadas de problemas y tienen la esperanza de que le digan que Él es la llave para cambiar sus vidas en la tierra, ser felices, carecer de problemas y tener prosperidad. Es por eso que no es muy frecuente escuchar un sermón acerca de cosas como las que dice Mateo 24:9: Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de Mi nombre. Jesucristo no ocultó la verdad sobre lo que sucedería a quien le sigue y nosotros no somos nadie para impedir que esto se sepa hoy también.

Contrario a lo que muchas veces se enseña, ser cristiano no viene con la garantía de carecer de problemas sino todo lo contrario. Y ahora que se aproximan los tiempos postreros, es un acto de suma crueldad llevar a la gente a los pies de Cristo ocultándoles estas verdades bíblicas. Quien se convierte a Jesucristo debe de saber toda la verdad y no solamente las cosas que parecen bonitas. Sin lugar a dudas de que vamos a ser entregados a tribulación, muchos serán asesinados y la gente nos odiará por causa del nombre de Jesús.

Los predicadores del evangelio, al igual que los médicos, somos llamados a dar todas las noticias, las buenas y las malas. Y como ese doctor que sin dudarlo comunica a su paciente que el cáncer ha hecho metástasis en su cuerpo y, por lo tanto, sus días están contados, nos toca decirles a los creyentes que en algún momento, antes de la venida del Señor, habrá persecución contra nosotros cual no la hubo nunca antes. Un paciente con una enfermedad terminal puede deprimirse o disfrutar sus últimos días, el cristiano estará con Cristo sin importar lo que pase.

¿Por qué los cristianos seremos entregados a tribulación? Escrito está que el mundo entero está bajo el maligno; pero, antes de la venida del Señor, habrá de ocurrir la manifestación del hombre de pecado, el anticristo, la bestia. Si ya de por sí caminamos por un campo minado, imagínate cómo será el mundo cuando la bestia lo tenga bajo su dominio. El nombre de Cristo será vetado y todo el que invoque ese nombre bendito será perseguido sin misericordia alguna. Al cristiano se le hará escoger entre negar su fe o morir.

Hay quienes se consuelan a sí mismos diciendo que antes de eso suceda el Señor vendrá secretamente y se llevará a Sus escogidos, quienes no sufrirán absolutamente nada de las cosas terribles que habrán de acontecer. He revisado varias veces concienzudamente todo el Nuevo Testamento y no he encontrado en ninguna parte que diga que vamos a ser raptados o rescatados de la tribulación. Lo que sí he encontrado son cosas como estas: Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de Mi nombre.

Dirás entonces que cometiste tu peor error al convertirte a cristiano porque, en lugar de dejar de tener problemas, vas a tener otros mayores. Pues te digo que no fue un error, sino la decisión más sabia que hayas hecho. No pienses que los que te persigan o los que se salven de la persecución estarán mejor que tú. Con Cristo tienes la garantía de vida eterna, que aunque estés muerto vivirás porque Él es la resurrección y la vida. Sin Cristo, te esperaría un lugar seguro en el infierno, el tormento perpetuo. Vivir es Cristo y morir por Él es ganancia. Dios te bendiga.

Anuncios

God Perfects Us

But may the God of all grace, who called us to His eternal glory by Christ Jesus, after you have suffered a while, perfect, establish, strengthen, and settle you.

1 Peter 5:10

The best things cost more, there is no doubt of that. On the material plane, the best clothes, the best car or the best wine, will always have a higher price than normal. If we spend a day together with the best athlete of any sport, we could realize that he does not only depend on his natural talent but also devotes himself to training many hours each day in order to perfect his skills. In the spiritual, Jesus Christ is our coach and we will be tested in order to be perfected by God.

One could say that Michael Jordan is the best basketball player in NBA history. ESPN has been voted the best athlete of the 20th century, defeating boxer Muhammad Ali and baseball player Babe Ruth. Jordan was an athlete with a natural gift who had a fervent desire to improve. He worked hard to be more athletic, strengthened and develop his skills. When Jordan was recruited by the Chicago Bulls in 1984, after a stellar college career in North Carolina, he seemed to have a great race to come because of his career and jumping skills.

Jordan looked like a player who could reach the ring at will because of his speed, but had no ability to launch from outside or physical strength. In his rookie season he was a revelation. Making use of his speed and ability to jump, he scored 28.2 points per game 51.5% pitches from the field and 5.9 assists per game. However, he knew that he had to work on his strength, since he could be pushed into the game, and he must know how to use his power.

Jordan’s second year was short because of an ankle injury. However, after recovering, he decided that his game was more complete. Jordan had always been a “gym mouse” in his youthful times, but then focused on training his strength. Although he lifted weights, he focused on body development exercises. The exercises developed his body strength. All this allowed Jordan to strengthen more than rivals. Undoubtedly Jordan perfected himself to become the best athlete of the twentieth century.

As children of God we are called to excellence because we must be light of the world. If we have as Father the Most High, we should not be content to continue in mediocrity, but our longing should be to seek to show with dignity who we are children. Perfection is a process of hard trials, pain, tribulations, passing through the wilderness, and allowing ourselves to be guided by the Spirit of God at all times. Just as Jordan had a coach who helped him to perfect himself, establish himself, strengthen himself, and settle himself as the best athlete and he paid a high price, we will be tested in the spiritual in this life.

In 1 Peter 5:10 we see the end of our perfection in the call we have to eternal glory in Jesus Christ. The Bible never hides the truth and tells us that we are going to suffer for a while; but it is the God of all grace who is in charge of perfecting us, affirming us, establishing us, strengthening us and settling us as heirs of His Kingdom. God bless you.

Dios Nos Perfecciona

Mas el Dios de toda gracia, que nos llamó a Su gloria eterna en Jesucristo, después que hayáis padecido un poco de tiempo, Él mismo os perfeccione, afirme, fortalezca y establezca.

1 Pedro 5:10

Las mejores cosas cuestan más, de eso que no quepa ninguna duda. En el plano material, la mejor ropa, el mejor automóvil o el mejor vino, siempre tendrán un precio más alto que lo normal. Si pasamos un día junto al mejor atleta de cualquier deporte, podríamos darnos cuenta de que él no depende tan solo de su talento natural sino que se dedica a entrenar muchas horas cada día a fin de perfeccionar sus habilidades. En lo espiritual, Jesucristo es nuestro entrenador y seremos sometidos a pruebas con el fin de ser perfeccionados por Dios.

Podría decirse que Michael Jordan es el mejor jugador de baloncesto de la historia de la NBA. ESPN lo ha votado el mejor atleta del siglo XX, derrotando al boxeador Muhammad Alí y al beisbolista Babe Ruth. Jordan fue un atleta con un don natural que tenía un ferviente deseo de mejorar. Trabajó duro para ser más atlético, fortalecerse y desarrollar sus habilidades. Cuando Jordan fue reclutado por los Chicago Bulls en 1984, luego de una estelar carrera universitaria en Carolina del Norte, él parecía tener una gran carrera por venir debido a sus habilidades de carrera y salto.

Jordan se veía como un jugador que podía llegar al aro a voluntad debido a su rapidez, pero no tenía capacidad de lanzamiento desde afuera ni fuerza física. En su temporada de novato fue una revelación. Haciendo uso de su rapidez y capacidad de salto, anotó 28.2 puntos por juego 51.5% lanzamientos desde el campo y 5.9 asistencias por juego. Sin embargo, sabía que tenía que trabajar en su fuerza, ya que podía ser empujado al meterse en el juego, y debía saber utilizar su potencia.

El segundo año de Jordan fue corto debido a una lesión en su tobillo. Sin embargo, luego de recuperarse, decidió que su juego fuera más completo. Jordan siempre había sido un “ratón de gimnasio” en sus épocas de jugador joven, pero luego se concentró en entrenar su fuerza. Aunque levantaba pesas, se centraba en los ejercicios de desarrollo corporal. Los ejercicios desarrollaron su fuerza corporal. Todo esto le permitió a Jordan fortalecerse más que los rivales. Sin lugar a dudas que Jordan se perfeccionó hasta convertirse en el mejor atleta del siglo XX.

Como hijos de Dios somos llamados a la excelencia pues debemos ser luz del mundo. Si tenemos por Padre al Altísimo, no debemos conformarnos con continuar en la mediocridad sino que nuestro anhelo debería ser buscar mostrar con dignidad de quién somos hijos. La perfección es un proceso de duras pruebas, de dolor, de tribulaciones, de pasar a través del desierto y de dejarnos guiar por el Espíritu de Dios en todo tiempo, Así como Jordan tuvo un entrenador que lo ayudó a perfeccionarse, afirmarse, fortalecerse y establecerse como el mejor atleta y pagó un alto precio, nosotros seremos sometidos a prueba en lo espiritual en esta vida.

En 1 Pedro 5:10 vemos que el fin de nuestro perfeccionamiento en el llamado que tenemos a la gloria eterna en Jesucristo. La Biblia nunca oculta la verdad y nos dice que vamos a padecer por un tiempo; pero es el Dios de toda gracia quien se está encargando de perfeccionarnos, afirmarnos, fortalecernos y establecernos como herederos de Su Reino. Dios te bendiga.

Principle of Birth Pains

For nation will rise up against nation, and kingdom against kingdom. There will be famines and earthquakes in various places. All these events are the beginning of birth pains.

Matthew 24:7-8

What Matthew 24:7-8 says is something that makes anyone tremble. And this biblical passage prophesies global wars, diseases, famines, and earthquakes all over the world. All these phenomena alone involve major catastrophes that would bring death and destruction everywhere. But the worst news would be what verse 8 says: All these events are the beginning of birth pains. This statement makes it clear that wars, diseases, famines and earthquakes are hardly the beginning of worse events. But not only that, but such events will cause pain to humanity.

Let us see what beginning of birth pains consists. The first thing the Lord said is this: For nation will rise up against nation, and kingdom against kingdom. Between 1914-1918 and 1939-1945, the world suffered the two world wars. During World War I battles were fought in Europe, Africa, Middle East, China, the coasts of America and the islands of the Pacific Ocean. More than 70 million soldiers fought in it and the number of victims is estimated at about 40 million.

In the first war, the side of the central powers were: Austro-Hungarian Empire, German Empire, Ottoman Empire, Bulgaria, among others. The allies were: France, United Kingdom, Australia, Canada, British India, New Zealand, South Africa, Newfoundland, Russian Empire, Italy, United States, Belgium, Japan, Greece, Serbia, among others. At the end of the war, four empires saw their end: Austro-Hungarian Empire, German Empire, Ottoman Empire and Russian Empire.

In World War II fought almost on all continents and oceans, especially in Europe, Africa, Far East, North Atlantic and Pacific Ocean. On one side were fighting the Axis powers: Germany, Italy and Japan, to which they were also associated: Hungary, Romania and Bulgaria. Of the side allied fought: France, Poland, the United Kingdom, Commonwealth countries, Denmark, Norway, Belgium, Luxembourg, Holland, Greece, Yugoslavia, Soviet Union, United States and China. The total number of victims is estimated at 55-70 million.

In the two world wars of the twentieth century fought nation against nation and kingdom against kingdom. That is just what will happen again, just as the Lord prophesies in Matthew 24:7-8. If the total number of victims of both war amounts to 100 million people, can you imagine how many will die in the next global conflict? Today, more lethal armaments are available than in the past, and it is no longer necessary to invade a territory to attack and destroy it, it is enough to use hypersonic ballistic missiles with nuclear warheads.

But the pain principle is not limited to a globalized war, but the Lord also announces that there will be famines and earthquakes in various places. Illness and hunger can come as a result of war. Earthquakes today are becoming more frequent than before. Many people do not want to hear about these things; but it would be a grave error not to preach about it. Our Lord will come, and before His coming, very terrible things will happen and it becomes necessary that all of us be warned and prepared. God bless you.

Principio de Dolores

Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares. Y todo esto será principio de dolores.

Mateo 24:7-8

Lo que dice Mateo 24:7-8 es algo que pone a temblar a cualquiera. Y es que este pasaje bíblico profetiza guerras globales, enfermedades, hambres y terremotos por todo el mundo. Todos estos fenómenos por sí solos implican grandes catástrofes que traerían muerte y destrucción por doquier. Pero la peor noticia sería lo que dice el verso 8: Y todo esto será principio de dolores. Esta afirmación deja claro que las guerras, las enfermedades, hambres y terremotos apenas son el inicio de eventos peores. Pero no solo eso, sino que tales acontecimientos causarán dolor a la humanidad.

Veamos en qué consiste el principio de dolores. Lo primero que dijo el Señor es lo siguiente: Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino. Entre 1914-1918 y 1939-1945, el mundo padeció las dos guerras mundiales. Durante la Primera Guerra Mundial se pelearon batallas en Europa, África, Oriente Medio, China, las costas de América y las islas del Océano Pacífico. En ella pelearon más de 70 millones de soldados y el número de víctimas se estima en cerca de 40 millones.

En la primera guerra, el bando de las potencias centrales estaban: Imperio Austrohúngaro, Imperio Alemán, Imperio Otomano, Bulgaria, entre otros. Los aliados eran: Francia, Reino Unido, Australia, Canadá, India Británica,  Nueva Zelanda, Sudáfrica, Terranova, Imperio Ruso, Italia, Estados Unidos, Bélgica, Japón, Grecia, Serbia, entre otros. Al final de la guerra, cuatro imperios vieron su fin: Imperio Austrohúngaro, Imperio Alemán, Imperio Otomano e Imperio Ruso.

En la Segunda Guerra Mundial se peleó casi en todos los continentes y océanos, especialmente en Europa, África, Extremo Oriente, Atlántico Norte y Océano Pacífico. De un lado luchaban las potencias del Eje: Alemania, Italia y Japón, a los cuales se asociaron también: Hungría, Rumania y Bulgaria. Del bando aliado lucharon: Francia, Polonia, Reino Unido, los países de la Comunidad Británica, Dinamarca, Noruega, Bélgica, Luxemburgo, Holanda, Grecia, Yugoslavia, Unión Soviética, Estados Unidos y China. El total de víctimas se estima entre 55-70 millones.

En las dos guerras mundiales del siglo XX luchó nación contra nación y reino contra reino. Eso es justamente lo que sucederá de nuevo, tal como profetiza el Señor en Mateo 24:7-8. Si el total de víctimas de ambas guerra rondó los 100 millones de personas, ¿te imaginas cuántos morirán en el próximo conflicto mundial? Hoy se dispone de armamentos más letales que en el pasado y ya no se necesita invadir un territorio para atacarlo y destruirlo, basta tan solo con utilizar los misiles balísticos hipersónicos con ojivas nucleares.

Pero el principio de dolores no se limita a una guerra globalizada, sino que el Señor anuncia también que: habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares. Las enfermedades y el hambre pueden venir como consecuencia de la guerra. Los terremotos hoy son cada vez más frecuentes que antes. Mucha gente no quiere escuchar hablar de estas cosas; pero sería un grave error no predicar al respecto. Nuestro Señor vendrá, y antes de Su venida, sucederán cosas muy terribles y se hace necesario que todos estemos advertidos y preparados. Dios te bendiga.

Wars and Rumors of Wars

And you will hear of wars and rumors of wars. See that you are not troubled; for all these things must come to pass, but the end is not yet.

Matthew 24:6

The second sign before the end is in Matthew 24:6: And you will hear of wars and rumors of wars. See that you are not troubled; for all these things must come to pass, but the end is not yet. There are active conflicts in various parts of the world. In addition to rumors of wars in others. Some of these rumors of wars, if materialized, are frightening to many people because they would involve the potential use of nuclear weapons. The Lord tells us to remain calm in the face of wars and rumors of war because both must happen before the end.

At present, the main active war fronts are concentrated in Africa and the Middle East, but the threat of wars looms anywhere on earth. A new form of war keeps all humanity in check: terrorism. The places where terrorists operate and the weapons they use make all citizens of the world unsafe. From using planes to crash buildings in New York to using an ax on German trains or a truck in the streets of France, everything is a deadly weapon in the hands of terrorists.

The worst rumors of wars go beyond fearing that soulless terrorists will sweep innocent lives into a market or a stadium. There is a real risk that nuclear-armed powers will face each other. On the one hand, the development of weapons of mass destruction by North Korea is of concern. It is not ruled out that this country fulfills its threats and attacks its neighbor to the South or to Japan. But it is not ruinous that the United States initiates a nuclear attack against North Korea, as a preventive measure.

In either scenario, there is a likelihood that both China and Russia will be involved, taking into account that both nations have borders with North Korea. On the other hand, there are tensions between these two nuclear superpowers and the United States that could lead to a war of fatal consequences. China insists on its claims in the South China Sea and the East China Sea. In both cases, the interests of allied countries of the United States are threatened.

In the case of Russia, the US media are campaigning that this Eurasian country threatens to invade US allies in Europe. There is great tension, especially in the Baltic Sea and the Black Sea, where military exercises have been carried out to prevent Russians from invading Lithuania, Latvia, Estonia, Poland or Ukraine. The truth is that such exercises are done in the noses of the Russians, who obviously see it as a provocation.

Finally, there is always the rumor of a war in which Israel is involved. We cannot overlook that the people of God are surrounded by enemies. It is public knowledge that thousands of missiles are aimed at Israel from various territories and can at any time be fired. That would be answered firmly by the Israeli armed forces, which could lead to a large-scale war. Christians should be alert to wars and rumors of wars, especially those that affect Israel. But, in no time we should lose the calm. God bless you.

Guerras y Rumores de Guerras

Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin.

Mateo 24:6

La segunda señal antes del fin está en Mateo 24:6: Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin. Existen conflictos bélicos activos en varios lugares del planeta. Además de rumores de guerras en otros. Algunos de esos rumores de guerras, de materializarse, causan temor a mucha gente porque involucrarían el uso potencial de armas nucleares. El Señor nos dice que mantengamos la calma ante las guerras y los rumores de guerras porque ambos deben de acontecer antes del fin.

En la actualidad, los principales frentes bélicos activos se concentran en África y Oriente Medio, pero la amenaza de guerras se cierne a cualquier lugar sobre la tierra. Una nueva forma de guerra mantiene en jaque a toda la humanidad: el terrorismo. Los lugares donde los terroristas operan y las armas que utilizan, hacen sentir inseguros a todos los ciudadanos del mundo. Desde utilizar aviones para chocar edificios en New York hasta utilizar hachas en los trenes de Alemania o un camión en las calles de Francia, todo es arma mortal en las manos de los terroristas.

Los peores rumores de guerras van más allá de temer a que unos terroristas desalmados arrasen con vidas inocentes en un mercado o un estadio. Existe un riesgo real de que potencias con armas nucleares se enfrenten entre sí. Por un lado, es preocupante el desarrollo del armamento de destrucción masiva por parte de Corea del Norte. No es descartable que este país cumpla sus amenazas y ataque a su vecino del Sur o a Japón. Pero tampoco es descartable que los Estados Unidos inicien un ataque nuclear contra Corea del Norte, como medida preventiva.

En cualquiera de los dos escenarios, existe la probabilidad de que tanto China como Rusia se vean involucradas, tomando en cuenta que ambas naciones tienen fronteras con Corea del Norte. Por otro lado, existen tensiones entre estas dos superpotencias nucleares y los Estados Unidos que pudieran llevar a una guerra de fatales consecuencias. China insiste en sus reclamos en el Mar Meridional de la China y el Mar Oriental de la China. En ambos casos, los intereses de países aliados de los Estados Unidos se ven amenazados.

En el caso de Rusia, los medios norteamericanos llevan a cabo una campaña de que este país euroasiático amenaza con invadir a los aliados de Estados Unidos en Europa. Existe una gran tensión, especialmente en el Mar Báltico y el Mar Negro, en donde se han desarrollado ejercicios militares supuestamente para prevenir que los rusos invadan a países como Lituania, Letonia, Estonia, Polonia o Ucrania. Lo cierto es que tales ejercicios son hechos en las narices de los rusos, quienes obviamente lo ven como una provocación.

Finalmente, siempre existe el rumor de una guerra en la cual se vea involucrado Israel. No podemos pasar por alto que el pueblo de Dios está rodeado de enemigos. Es de conocimiento público de que miles de misiles están apuntando hacia Israel desde varios territorios y en cualquier momento pueden ser disparados. Eso sería respondido con firmeza por las fuerzas armadas israelíes, lo cual podría conducir a una guerra a gran escala. Los cristianos debemos de mantenernos alertas con respecto a las guerras y los rumores de guerras, en especial aquellos que afectaren a Israel. Pero, en ningún momento perdamos la calma. Dios te bendiga.