Comeremos del Árbol de la Vida

El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al que venciere, le daré a comer del árbol de la vida, el cual está en medio del paraíso de Dios.

Apocalipsis 2:7

Cuando Adán y Eva, desobedeciendo lo que Dios les había ordenado, comiendo del fruto del árbol del conocimiento del bien y del mal, quedaron excluidos de comer de otro árbol que había en el paraíso: el árbol de la vida. La desobediencia a Dios es el pecado, el cual no solo apartó a Adán y Eva de Su presencia y el acceso al árbol de la vida, sino que tal impedimento se extendió a toda la humanidad después de ellos. Pero hay una hermosa promesa en Apocalipsis 2:7: Al que venciere, le daré a comer del árbol de la vida, el cual está en medio del paraíso de Dios.

El árbol de la vida es parte del diseño original de Dios. En Génesis 2:9 leemos: Y Jehová Dios hizo nacer de la tierra todo árbol delicioso a la vista, y bueno para comer; también el árbol de vida en medio del huerto, y el árbol de la ciencia del bien y del mal. Vemos la similitud entre Génesis 2:9 y Apocalipsis 2:7, tanto el primer libro de la Biblia como el último coinciden al decir que el árbol de la vida está en medio del huerto, el paraíso de Dios. Esta es una demostración para que los detractores de la Sagradas Escrituras se den cuenta de la concordancia de la Biblia.

Una vez consumado el pecado de Adán y Eva, al ser expulsados del paraíso, se perdieron de disfrutar del árbol de la vida. Génesis 3:22-24 narra el momento de la salida de los primeros seres humanos del huerto del Edén: Y dijo Jehová Dios: He aquí el hombre es como uno de nosotros, sabiendo el bien y el mal; ahora, pues, que no alargue su mano, y tome también del árbol de la vida, y coma, y viva para siempre. Y lo sacó Jehová del huerto del Edén, para que labrase la tierra de que fue tomado. Echó, pues, fuera al hombre, y puso al oriente del huerto de Edén querubines, y una espada encendida que se revolvía por todos lados, para guardar el camino del árbol de la vida.

La Biblia no vuelve a mencionar el árbol de la vida hasta Apocalipsis 2:7, donde da la promesa de darle de comer de ese árbol al que venciere. Cuando dice que quien venciere está hablando de que no todo el mundo va a tener acceso al árbol de la vida. ¿Quiénes comerán del árbol de la vida? Marcos 13:13 dice: Y seréis aborrecidos de todos por causa de mi nombre; mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo. El que venciere, el que persevere hasta el fin será salvo y comerá del árbol de la vida.

¿Dónde se podrá comer el árbol de la vida? En Apocalipsis 22:1-3 encontramos respuesta y lo que hacen las hojas de este árbol: Después me mostró un río limpio de agua de vida, resplandeciente como cristal, que salía del trono de Dios y del Cordero. En medio de la calle de la ciudad, y a uno y otro lado del río, estaba el árbol de la vida, que produce doce frutos, dando cada mes su fruto; y las hojas del árbol eran para la sanidad de las naciones. En la nueva ciudad que desciende del cielo, en el medio de la misma, estará el árbol de la vida.

¡Qué hermosa promesa! El nuevo paraíso de Dios es la Nueva Jerusalén, la ciudad que no va a necesitar iluminación artificial porque Dios mismo la alumbrará 24 horas al día. Apocalipsis 22:14 nos da una gran esperanza: Bienaventurados los que lavan sus ropas, para tener derecho al árbol de la vida, y para entrar por las puertas en la ciudad. Perseveremos hasta el fin, lavemos nuestras ropas, venzamos y comeremos del árbol de la vida. Dios te bendiga.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s