Autoridad sobre las Naciones

Al que venciere y guardare mis obras hasta el fin, yo le daré autoridad sobre las naciones, y las regirá con vara de hierro, y serán quebradas como vaso de alfarero; como yo también la he recibido de mi Padre; y le daré la estrella de la mañana.

Apocalipsis 2:26-28

La venida de Jesucristo traerá numerosas promesas a los que perseveren en la fe hasta el fin. Una de estas promesas está en el mensaje a la iglesia de Tiatira: Yo le daré autoridad sobre las naciones. Cristo no va a regresar como Cordero inmolado, como una víctima, sino con gloria y poder, como Rey de reyes y Señor de señores. Él regresará en majestad y, como Rey absoluto, tiene la potestad de delegar autoridad sobre quien le plazca. Y en el ejercicio de Su realeza, el Señor dará autoridad sobre las naciones a Sus fieles.

Hay que destacar las palabras del Señor en el verso 27 del segundo capítulo de Apocalipsis: como yo también la he recibido de mi Padre. Tal afirmación viene de lo que está escrito en Salmo 2:7-9: Yo publicaré el decreto; Jehová me ha dicho: Mi hijo eres tú; Yo te engendré hoy. Pídeme, y te daré por herencia las naciones, y como posesión tuya los confines de la tierra. Los quebrantarás con vara de hierro; como vasija de alfarero los desmenuzarás. La autoridad que el Hijo recibió del Padre, la pasará al que venciere y guardare Sus obras hasta el fin.

La Biblia siempre confirma sus grandes verdades en diferentes libros. La autoridad de Jesús que Él recibió de Su Padre es una de ellas. Esa divina relación paterno-filial es también mencionada en Hebreos 1:5: Porque ¿a cuál de los ángeles dijo Dios jamás: Mi Hijo eres tú, Yo te he engendrado hoy, y otra vez: Yo seré a él Padre, y él me será a mí hijo? Por lo tanto, no hay lugar para poner en dudas de que, a Su regreso, Jesucristo viene investido de poder y autoridad para regir sobre las naciones de la tierra, las cuales heredó de Su Padre.

En la tierra, las naciones son encabezadas por un Jefe de Estado, el cual puede ser llamado rey o presidente, dependiendo si es una monarquía o una república. Pero, además del Jefe de Estado, muchos países cuentan con un Jefe de Gobierno, el cual puede ser llamado Primer Ministro o Presidente del Gobierno. Además, el Jefe de Gobierno tiene bajo su mando a los ministros de las diferentes carteras gubernamentales, quienes les asisten en las áreas de su incumbencia, como por ejemplo: educación, defensa, relaciones exteriores, etc.

Apocalipsis 1:5-6 nos da una idea de la forma en la cual será gobernada la tierra al regreso del Rey de reyes y Señor de señores: Y de Jesucristo el testigo fiel, el primogénito de los muertos, y el soberano de los reyes de la tierra. Al que nos amó, y nos lavó de nuestros pecados con su sangre, y nos hizo reyes y sacerdotes para Dios, su Padre; a él sea gloria e imperio por los siglos de los siglos. Amén. Apocalipsis 5:10 confirma que reinaremos con Él: y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra.

Es un honroso privilegio formar parte del gabinete de Jesucristo cuando Él regrese para reinar sobre la tierra. Ahora recordemos cuál es el requisito: Al que venciere y guardare mis obras hasta el fin. Debemos de mantenernos constantes y firmes, siempre fieles a nuestro Señor y Rey, Jesucristo, hasta el último día de nuestras vidas o hasta Su regreso triunfal. No perdamos nuestro galardón, nuestra posición en Su gobierno, por desviarnos del camino. Sigamos caminando de Su mano porque Él ha prometido darnos autoridad sobre las naciones. Dios te bendiga.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s