El Libro de la Vida

El que venciere será vestido de vestiduras blancas; y no borraré su nombre del libro de la vida, y confesaré su nombre delante de mi Padre, y delante de sus ángeles.

Apocalipsis 3:5

Procurar tener nuestros nombres escritos en el Libro de la Vida debiera ser el principal objetivo de cada ser humano. La Biblia explica la manera en la cual nuestros nombres quedan escritos en este libro. Eso se logra cuando, por fe, hacemos de Jesucristo nuestro Señor, dándole a Él control sobre nuestra vida y aceptamos, por gracia, el regalo de salvación. La mayoría de las iglesias cristianas profesan la doctrina de que la salvación, una vez obtenida, no se pierde. Si eso fuera cierto, ¿por qué dice el Señor: y no borraré su nombre del libro de la vida?

Creo que debemos tomar en serio lo que dice Apocalipsis 3:5 y no saltar a la ligera para refutarlo, convencidos de nuestros propios puntos doctrinales. Nada de lo que está escrito en la Biblia es un relleno para hacer mayor su volumen, sino que el mismo Dios ha dejado cada versículo con un propósito. La palabra borrar significa quitar, suprimir, excluir algo que estaba. Por lo tanto, si el Señor dice que no borrará del Libro de la Vida al que venciere, es porque los que no cumplan con ese requisito serán borrados del mismo.

¿Entonces podríamos perder nuestra salvación? Vemos lo que dice la Biblia. En Mateo 24:22 dice el Señor Jesús: Y si aquellos días no fuesen acortados, nadie sería salvo; mas por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados. En el capítulo 24 del evangelio de Mateo, Jesús les explica a Sus discípulos las señales antes del fin y de su segunda venida. Él habla de principio de dolores y tribulación y en Mateo 24:10 dice: Muchos tropezarán entonces, y se entregarán unos a otros, y unos a otros se aborrecerán.

Los tiempos que vivimos son de grandes pruebas en cuanto a la fe y la fidelidad a nuestro Señor. En Mateo 10:22, Mateo 24:13 y Marcos 13:13, Jesús repite que el que persevere hasta el fin será salvo. Hay 8 versículos del libro de Apocalipsis que repiten la frase El que venciere. Ya vimos en Mateo 24:10 que muchos tropezarán. También en Mateo 20:16 y Mateo 22:14 dice que muchos son los llamados y pocos los escogidos. Todos estos pasajes bíblicos apuntan a que habrá personas que renegarán de su fe y sus nombres se borrarán del Libro de la Vida.

Pero hay más evidencia bíblica de que no podemos cantar victoria haciendo una oración de la boca para afuera y luego irnos de nuevo a embarrarnos en el lodo como los cerdos. Filipenses 2:12 dice: Por tanto, amados míos, como siempre habéis obedecido, no como en mi presencia solamente, sino mucho más ahora en mi ausencia, ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor. Y Hebreos 2:3 dice: ¿cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande? La cual, habiendo sido anunciada primeramente por el Señor, nos fue confirmada por los que oyeron.

La venida de nuestro Señor está cerca y no podemos descuidar nuestra salvación sino ocuparnos de ella con temor y temblor. El Señor nos dice en Mateo 24:42: Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor. Procuremos mantenernos en santidad para que nuestros nombres no sean borrados del Libro de la Vida. Apocalipsis 20:15 dice lo que pasaría con quien no estuviera: Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego. Que no suceda con nosotros, conservemos las vestiduras blancas hasta el fin. Dios te bendiga.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s