Él Vendrá como Ladrón

He aquí, Yo vengo como ladrón. Bienaventurado el que vela, y guarda sus ropas, para que no ande desnudo, y vean su vergüenza.

Apocalipsis 16:15

Todo el Nuevo Testamento anuncia la segunda venida de nuestro Señor Jesucristo. Por lo tanto, este es un hecho que indudablemente sucederá. Ahora bien, nadie sabe ni el día ni la hora y la Biblia repite varias veces que Él vendrá como ladrón. Esta expresión no quiere decir que Jesús vendrá a robar como un ladrón y tomar para sí lo que no es suyo. De ninguna manera, el símil del ladrón es para dejar claro que Él vendrá cuando menos lo esperen, de improviso, sin un anuncio previo, tal como el ladrón visita la casa que va a robar.

En los últimos años, ha florecido bastante la industria de seguridad residencial y comercial. Muchas personas han decidido irse a vivir a urbanizaciones o edificios que tengan acceso controlado. En algunos de estos lugares, hay guardias de seguridad que llevan un registro de todos los visitantes, quienes deben identificarse y firmar antes de entrar. Otros lugares cuentan con un ingreso mediante un código y requieren que la persona llame primero por un intercomunicador a fin de tener el permiso de entrar.

Muchas casas y locales comerciales tienen hoy día un sistema de alarma que está conectado de forma directa con la policía. Si alguien no autorizado trata de entrar por una puerta o ventana, el sistema envía una señal a un centro de control desde el cual se comunican con el residente de la casa o dueño del negocio para verificar si se trata de una amenaza real o no. Si se confirma que es real, se llama a la policía. Además de eso, ya muchas residencias y comercios cuentan con  sensores de movimiento y cámaras de vigilancia que toman fotos y videos de todo lo que pasa.

La razón por la cual cada día más personas equipan hogares y negocios con tales sistemas de seguridad es para estar preparados en caso de que llegue un ladrón. Ahora, volviendo al tema de Apocalipsis 16:15, ¿estamos igualmente preparados los cristianos para la llegada de nuestro Señor Jesús? Él ha dejado muy claro que va a llegar como ladrón, a cualquier hora, sin avisarle a nadie. Creo que cada uno de los que hemos creído en Jesucristo debiéramos tener nuestro propio sistema de seguridad espiritual previniendo su venida.

De nuestro sistema de seguridad espiritual para estar prevenido para la venida de nuestro Señor nos habla la Biblia en Mateo 25:13: Velad, pues, porque no sabéis el día ni la hora en que el Hijo del Hombre ha de venir. Velar implica estar vigilante en oración hasta que Él venga. Este versículo está a continuación de la parábola de las diez vírgenes (Mateo 25:1-12), en la cual las vírgenes prudentes mantienen sus lámparas llenas de aceite. Debemos de mantenernos llenos del Espíritu Santo hasta tanto que Él venga.

En el versículo que estudiamos hoy, Apocalipsis 16:15, vemos que dice: Bienaventurado el que vela, y guarda sus ropas, para que no ande desnudo, y vean su vergüenza. Guardar su ropa, lavarla en la sangre del Cordero, significa mantener la santidad. De eso dice en Hebreos 12:14: Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor. Debemos permanecer firmes en la fe, sin dudar ni renegar de Jesucristo, aunque nos cueste la vida si fuera posible. Si eso pasara, recordemos a 1 Tesalonicenses 4:16: Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Y estaremos con Él. Dios te bendiga.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s