La Multiplicación de la Maldad

Y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará.

Mateo 24:12

Con solo ver las noticias diarias nos podemos dar cuenta de que cada día se multiplica la maldad en el mundo. La organización terrorista denominada Estado Islámico acostumbra publicar en videos los crueles métodos que utiliza para ejecutar a sus prisioneros. Hordas de violadores en India o Brasil publican videos de cómo abusan de mujeres, algunas de las cuales son menores de edad. Las calles de algunas naciones centroamericanas se llenan de cadáveres por la guerra entre pandillas. Estos son solo algunos ejemplos de la maldad que nos rodea hoy.

La multiplicación de la maldad no se limita a organizaciones criminales o terroristas, sino que hoy día somos testigos de crímenes atroces cometidos incluso contra los propios hijos por parte de padres y madres. El 19 de septiembre de 2016, un padre arrastró por el cabello a su pequeña hija de unos cinco años. El padre enrolló parte del pelo de su hija al carrito de compra en un supermercado de una ciudad de Texas en los Estados Unidos. El padre justificaba su acción en que castigaba a la niña por algo que había hecho y continuó con el castigo a pesar de todo.

El 20 de febrero de 2016, un hombre de 25 años, Ryan Lawrence, mató a su hija de 21 meses, quemó su cuerpo y lo arrojó a un arroyo en el condado de Onondaga, estado de New York, Estados Unidos. El padre asesino confesó que cometió el horrendo crimen porque sentía celos por la atención mediática que la pequeña recibía tras sobrevivir al cáncer. Lawrence secuestró a su hija, la llevó a una ubicación remota y allí la golpeó en la cabeza con un bate de béisbol hasta matarla.

En Alburquerque, New México, Estados Unidos, Michelle Martens, de 35 años, admitió haber planeado la muerte de su hija Victoria de 10 años. Martens contrató a Fabián Gonzales, de 31 años, quien invitó a su prima Jessica Kelley para cometer el crimen. Juntos drogaron a la niña con metanfetamina y la agredieron sexualmente en el apartamento de la familia Martens. Acto seguido, el hombre la estranguló y su prima la acuchilló. Ambos procedieron a desmembrar el cuerpo, pero no terminaron su trabajo, sino que prendieron fuego a los restos en la bañera. Todo ocurrió ante la mirada complaciente de la madre, el 24 de agosto de 2016.

Estos tres hechos horribles son solo ejemplos de lo que pasa cada día, no solamente en un país, sino en todo el mundo. Ciertamente que todos ellos son un reflejo de la multiplicación de la maldad sobre la tierra. Como consecuencia de ello, el amor de muchos se ha enfriado. Solo así se puede explicar que un padre o una madre asesinen con sus propias manos o contraten asesinos para que terminen con la vida de sus hijos. ¿Dónde está el amor hacia los hijos que fueron procreados por estos padres y madres?

El congelamiento del amor ha llegado a tal grado que hoy llaman hacer el amor a tener sexo con cualquiera aunque no haya amor. Realmente ya la gente no entiende el verdadero significado de la palabra amor. La gran mayoría de la humanidad camina por la vida centrada en sí misma, sin tomar en cuenta al prójimo. Hoy muy pocos están cumpliendo el mandamiento dado en Juan 15:12: Este es mi mandamiento: Que os améis unos a otros, como yo os he amado. Sin duda que el fin de los tiempos y la venida gloriosa de nuestro Señor Jesucristo están cerca. Estemos pendientes de las señales para que no nos tomen por sorpresa. Dios te bendiga.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s