Los Falsos Profetas

Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos.

Mateo 24:11

En los últimos años se ha levantado una cantidad apreciable de llamados profetas que anuncian las cosas terribles que, según ellos, Dios les ha hablado que sucederán. Incluso, algunos son tan osados que dan día, hora y lugar en los cuales ocurrirán terremotos, tsunamis y choques de cometas o asteroides contra la tierra. Las fechas de tales acontecimientos han pasado sin pena ni gloria. No hay que ser un científico espacial para darse cuenta de la falsedad de tales profecías, lo cual confirma Mateo 24:11.

Ya desde el Antiguo Testamento se habla de falsos profetas. El texto de Jeremías 23:9-40 es uno de denuncia sobre los falsos profetas, mientras que Ezequiel 13:1-23 habla sobre la condenación de los falsos profetas. En el Nuevo Testamento, tanto el Señor Jesús, como Pedro y Juan hablaron de los mismos. Además de Mateo 24:11, el Señor Jesús profetiza sobre la aparición de falsos profetas en Mateo 24:24 y Marcos 13:22. Sin lugar a dudas que el enemigo trata de imitar todo lo de Dios con tal de confundir y engañar a los incautos.

¿Qué características tiene un falso profeta? En Mateo 7:15-16 dice el Señor: Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos? Un falso profeta pudiera lucir por fuera de manera muy parecida a uno verdadero. Así que su forma de hablar o su aspecto físico no lo delatarían. De esa forma pueden engañar a muchos. Pero sus frutos lo dan a conocer, si su profecía no se cumple, obviamente es un falso profeta.

Otra característica de un falso profeta la vemos en Lucas 6:26: ¡Ay de vosotros, cuando todos los hombres hablen bien de vosotros! Porque así hacían sus padres con los falsos profetas. La gran capacidad de engañar de un falso profeta le permite tener buena fama entre la gente. Sin duda que un falso profeta dirá a cada uno las palabras que quieren escuchar, lo cual le granjeará la aceptación de muchos. Lo que estos muchos ignoran es que son engañados.

En 2 Pedro 2:1 vemos una tercera característica de un falso profeta: Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina. La falsa profecía viene acompañada por la predicación de falsas enseñanzas, las cuales Pedro llama herejías destructoras.

Para no caer en la trampa de los falsos profetas, debemos tomar en cuenta lo que nos dice 1 Juan 4:1: Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo. El espíritu de la verdadera profecía dará testimonio de Jesucristo, como dice Apocalipsis 19:10, si el profeta no da testimonio del Señor, sino que se desvía hacia otro lado, sin duda que es uno falso. Toda profecía debe coincidir al ciento por ciento con lo que ya está escrito.

En Apocalipsis 22:18-19 dice: Yo testifico a todo aquel que oye las palabras de la profecía de este libro: Si alguno añadiere a estas cosas, Dios traerá sobre él las plagas que están escritas en este libro. Y si alguno quitare de las palabras del libro de esta profecía. Dios quitará su parte del libro de la vida, y de la santa ciudad y de las cosas que están escritas en este libro. No hay nada que quitar o agregar. Dios te bendiga.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s